Seguro de viaje Schengen

Una de las ventajas que trajo la creación de la Unión Europea fue la eliminación de las fronteras entre países gracias al acuerdo Schengen en vigor desde 1995

La libre circulación de personas, mercancías, servicios  y capitales es uno de los pilares fundamentales de la Unión Europea. La escenificación de todo lo anterior es el acuerdo de Schengen. Para aquellas personas que son ciudadanos de terceros países y quieran disfrutar de las ventajas del tratado, tendrán que cumplir una serie de requisitos en las que se encuentra la contratación de un seguro de viaje Schengen. 

Este acuerdo recibe el nombre de la localidad luxemburguesa en la que se firmó en el año 1985, aunque entró en vigor diez años después en 1995. Con la firma, todo ciudadano de cualquier país de los 26 que forman el tratado, es libre de circular por el resto sin ningún tipo de restricción. 

Los países miembros del acuerdo Schengen son: 

Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Islandia, Italia, Letonia, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, Malta, Noruega, Países Bajos, Polonia, Portugal, República Checa, Suecia y Suiza. 

De todos ellos los países que fueron los miembros originales son Alemania Occidental, Bélgica, Francia, Luxemburgo  y Países Bajos. Además existen otros países con excepciones. Reino Unido e Irlanda tienen ciertas restricciones, Noruega, Islandia y Suiza pertenecen al acuerdo Schengen pero no a la Unión Europea y otros como Bulgaria, Rumania y Chipre  están a la espera de cumplir los requisitos para pertenecer a este grupo. 

Por otra parte cualquier país que en el futuro se quiera adherir a la Unión Europea tendrá que aceptar este convenio. 

Seguro de viaje Schengen  para extranjeros no residentes

El acuerdo de Schengen permite la libre circulación de los ciudadanos de cualquiera de los países miembros por cualquier país que haya firmado el acuerdo. En cuanto a los extranjeros de países terceros que no forman parte del convenio, necesitan una serie de requisitos para poder disfrutar de las ventajas del acuerdo. 

Para estas personas será necesario que tengan un pasaporte en vigor y un visado que se conoce como visado Schengen. Para que el visado sea válido, el solicitante necesitará contratar un seguro de viaje Schengen que cubra los gastos básicos como el de repatriación en caso de emergencia, asistencia legal, asistencia médica, asistencia por accidente con cobertura de al menos 30.000 euros. Además es recomendable que la compañía de seguros que ofrece el seguro de viaje Schengen tenga una sucursal en Europa para que el seguro sea válido. 

Como en todos los casos que contratamos un seguro de salud, es importante fijarnos bien en las coberturas que nos ofrecen, la prima que debemos pagar y sobre todo si este seguro cumple los requisitos que nos solicitan para obtener el visado Schengen. 

Una vez que dispongamos de un seguro de viaje Schengen y hayamos obtenido el visado, podremos aprovecharnos de las ventajas de la libre circulación por cualquiera de los países miembros.

 

Nuestras coberturas nos diferencian

Médico DKV las 24h

Asesoramiento médico a distancia.

Salud digital

App gratuita Quiero cuidarme.

Cita médica online

Desde tu móvil a través del área de cliente.

Digital Doctor

App de videoconsulta médica online.

Ofertas exclusivas

Para mutualistas y sus familiares.

DKV Club Salud y Bienestar

Descuentos en servicios sanitarios.