Inseminación artificial

Uno de los deseos de muchas parejas es la de, en un momento dado, llegar a ser padres. En algunas ocasiones ese deseo no llega a producirse de manera natural por problemas de fertilidad en uno o ambos miembros de la pareja

Según estudios sobre la natalidad realizados en España, entre el 10% y el 20% de las parejas tienen problemas para tener descendencia. El lado positivo es que gracias a los avances conseguidos en esta materia médica, cada vez más se consiguen tratamientos de fertilidad cada vez más eficaces y menos invasivos. Entre ellos la inseminación artificial.

Factores como la edad, el estilo de vida, y las alteraciones en el funcionamiento de los órganos reproductivos son los principales problemas con los que se encuentran las parejas  a la hora de concebir. Las técnicas actuales de reproducción asistida han conseguido que la mayoría de estos problemas se puedan superar y las parejas alcancen el sueño de tener hijos.  

Si la pareja tiene contratado un seguro médico y se plantea el hecho de acudir a un especialista en reproducción asistida, debe informarse de si tienen derecho a que la póliza les cubra una parte o la totalidad del tratamiento de fertilidad o si por el contrario deberán contratar una cobertura específica o un sobre coste adicional en el caso de demandar ese tipo de tratamiento. 

Cobertura de tratamientos de fertilidad

Cada vez más, las compañías se están dando cuenta de que la sociedad ha cambiado y las parejas son padres a una edad cada vez más madura con lo que ello conlleva, problemas de infertilidad y problemas durante todo el periodo de gestación, y que los tratamientos de reproducción asistida, como la inseminación artificial, están cada vez más presentes. Por ello muchas compañías han empezado a incluir esta cobertura en la póliza y dependiendo de la compañía la cobertura incluirá determinadas pruebas y un número de intentos. 

Para que la póliza incluya este tipo de tratamientos de manera gratuita se suele pedir unos determinados requisitos a la pareja que se plantee el tratamiento. Aunque estos requisitos pueden variar de un seguro a otro, en la mayoría de los casos será imprescindible para poder obtenerlo que ambos miembros de la pareja tengan una póliza contratada con la compañía y un periodo de carencia, requisitos que en principio parecen obvios, y una vez que se cumplan estos requisitos, existen otros de índole médica que deberán ser cumplidos, como que ambos miembros no tengan una edad superior a los 40 años, que no se hayan sometido a tratamientos como una ligadura de trompas o una vasectomía, que no tengan descendencia previa

Como se ha podido constatar, someterse a un tratamiento de fertilidad aumenta las posibilidades de quedarse embarazada con lo que estos tratamientos se incluyan dentro de la póliza del seguro de salud será un elemento importante para decidirse a la hora de contratar una póliza con una u otra compañía. 

Nuestras coberturas nos diferencian

Médico DKV las 24h

Asesoramiento médico a distancia.

Salud digital

App gratuita Quiero cuidarme.

Cita médica online

Desde tu móvil a través del área de cliente.

Digital Doctor

App de videoconsulta médica online.

Ofertas exclusivas

Para mutualistas y sus familiares.

DKV Club Salud y Bienestar

Descuentos en servicios sanitarios.