Juanetes

El uso de calzado estrecho ha demostrado ser una causa importante de juanetes en los dedos gordos de los pies.
Miniatura

Los juanetes son bultos óseos en el costado de los pies, muy molestos y dolorosos, que podemos prevenir con zapatos adecuados y tratar de variadas formas.

  1. Los juanetes. ¿Qué son?
  2. Causas
  3. Síntomas
  4. Prevención
  5. Opciones de tratamiento para los juanetes
  6. Operación de juanetes

Los juanetes. ¿Qué son?

Los juanetes son simplemente masas óseas que se forman en el costado de los pies, lo que hace que el dedo gordo del pie se incline hacia los otros dedos del pie. Con el tiempo, la base del dedo gordo desarrolla una joroba que empuja contra el primer hueso metatarsiano directamente detrás del dedo del pie.

Los juanetes generalmente se forman en la articulación donde el pie se dobla al caminar. Como resultado, cuando el juanete se desarrolla con el tiempo, tu peso corporal total se ve soportado por esta parte cada vez que sales a caminar.

Causas

Según estudios epidemiológicos los juanetes son altamente prevalentes a medida que uno envejece y sobre todo más en las mujeres que en los hombres. También existe un vínculo directo entre los juanetes y la artritis, por lo que es posible que deba realizarse un análisis de sangre si tu médico sospecha que un tipo de artritis es la principal causa de dolor en el dedo del pie.

El uso de calzado estrecho, especialmente los talones, ha demostrado ser una causa importante de juanetes en los dedos gordos de los pies. Sorprendentemente, sin importar el dolor y la incomodidad que experimentan muchas personas debido a los juanetes, la mayoría de ellas son reacias a ver al médico.

Una vez que te hagas una radiografía o análisis de sangre para determinar la causa real de los juanetes, el médico podrá guiarte de acuerdo a las opciones de tratamiento disponibles para ti. El médico puede recomendarte zapatos ortopédicos, cirugía o insertos personalizados entre otras opciones de tratamiento.

Síntomas

Averiguar si tienes juanetes es muy simple; observa de cerca tus pies, principalmente la base del dedo gordo. Si te das cuenta de que tienes un bulto óseo y tu dedo gordo apuntando hacia los otros dedos del pie, entonces puedes tener un juanete. El bulto puede ir acompañado a veces de una experiencia dolorosa, parecer hinchado y rojizo así como sensible al tacto. Con el tiempo, resulta brillante y cálido al tacto.

Los síntomas principales de esta enfermedad incluyen callos, flexibilidad reducida en la articulación afectada, irritación de la piel y dolor intenso, entre otros. Los síntomas pueden avanzar con el tiempo y volverse graves, tanto que sólo las operaciones quirúrgicas puedan usarse para corregir la afección.

Prevención

Siempre es cierto que prevenir es mejor que curar. Teniendo en cuenta el hecho de que los juanetes se desarrollan lentamente, es posible cuidar de los dedos de los pies y de los pies en general a medida que crecen para evitar la afección. Éstos son algunos consejos simples para ayudarte a prevenir los juanetes;

  • Vigila la forma y el desarrollo de tus pies, especialmente si los casos de juanetes son comunes en tu familia
  • Siempre use zapatos cómodos para no pellizcar y que no se produzca calambres en los dedos de los pies
  • Evite los zapatos puntiagudos y de tacón alto
  • Regularmente ejercita los pies para ayudar a fortalecer los dedos. Algunos ejercicios simples, como coger un lápiz o un bolígrafo utilizando los dedos de los pies, pueden ser de gran ayuda para garantizar que los dedos de los pies permanezcan fuertes para el desarrollo de los juanetes.
  • Masajea la zona afectada con aceites esenciales

Opciones de tratamiento para los juanetes

El primer paso para determinar el tratamiento correcto para los juanetes es descubrir la causa raíz de la afección. Eso significa que el médico especialista del pie solo recomendará un tipo específico de tratamiento según la causa de la afección.

Dependiendo de la gravedad de la afección, el médico puede recomendar o recetar medicamentos para el alivio del dolor y la prevención de la hinchazón.

En casa, también puedes probar un baño tibio en los pies o usar una almohadilla térmica para tratar de calmar el dolor. Los paquetes de hielo también se usan comúnmente para aliviar la incomodidad.

Asegúrate de tener siempre el calzado adecuado. Como se mencionó anteriormente, el tipo de calzado que elijas finalmente puede afectar tu estructura de pie-hueso. Esta es principalmente la razón por la que las mujeres experimentan más los juanetes que los hombres. Si logras identificar un juanete a tiempo antes de que llegue a peores etapas, un cambio de calzado será todo lo que necesitarás para tratarlo.

También se recomienda el uso de almohadillas para los juanetes y férulas entre otros insertos de zapatos, siempre que no ejerzan más presión sobre otras partes de los pies, lo que agrava el problema.

Dependiendo de la severidad de los juanetes, el  especialista también puede recomendar y recetar empeines y plantillas especialmente diseñados que disminuirán la presión sobre las áreas afectadas, especialmente las articulaciones y, finalmente, ayudarán  a los pies a recuperar su forma correcta.

Operación de juanetes

En casos muy graves de juanetes, el remedio más eficaz es la cirugía. De hecho, si los juanetes solo afectan la apariencia de los dedos de los pies y no causan ningún dolor o incomodidad, no es necesario que te sometas a una cirugía.

Es aconsejable que visites a un especialista de los pies para que los examine y te recomiende el tratamiento adecuado. La extirpación quirúrgica de los juanetes generalmente se conoce como bunionectomía, que se realiza principalmente en un centro quirúrgico u hospital.

Al realizar la cirugía, se usará anestesia local para adormecer el área afectada, así como la sedación. También se puede aplicar anestesia general para que permanezcas  dormido durante todo el proceso de la cirugía.

Una vez que se realiza la cirugía, el médico realinea el hueso detrás del dedo gordo cortando los ligamentos alrededor de la articulación.

Por otro lado, especialmente en casos severos, se cortará una parte del hueso, un proceso que se refiere a la osteotomía. Durante este proceso, se pueden usar cables o tornillos para mantener alineados los huesos de los dedos de los pies y eliminar el hueso excesivo.

Aunque muchas personas optan por el tratamiento quirúrgico de los juanetes, el proceso presenta varios problemas posibles, como:

  • Rebrote del juanete
  • Incapacidad para mover el dedo gordo como antes
  • Experiencias dolorosas después de la cirugía
  • A veces, la cirugía puede no corregir el problema o incluso provocar una sobrecorrección, por lo que el dedo gordo ahora aparece apuntando hacia afuera.
2018-03-19