Gemma Hassen-Bey y Elena Jacinto dan una lección de superación a través del deporte

Las deportistas paralímpicas han explicado, en un acto celebrado en la Torre DKV, cómo la práctica de deporte les ha ayudado a mejorar su vida

Gema Hassen-Bey, la medallista y pionera de la esgrima paralímpica y Elena Jacinto, responsable de Calidad de la Fundación Integralia DKV y reconocida tenista paralímpica, han participado en un acto en la Torre DKV de Zaragoza en el que han explicado los retos más importantes de su vida y cómo el deporte se ha convertido en una herramienta de éxito para la superación personal.

Gema Hassen-Bey, que ha participado en los juegos olímpicos en cinco ocasiones, nos sorprendió a todos el pasado noviembre cuando culminó su ascenso al Teide, el pico más alto de España con 3.718 metros de altura y se convirtió en la primera atleta del mundo en conseguir la cima en silla de ruedas, sólo con la fuerza de sus brazos. La aventura le costó doce días y no lo hubiera podido conseguir sin ayuda de su equipo, ni de la gente y las empresas que le apoyaron tanto económica como emocionalmente, entre las que se encontraba DKV. “Hay que saber cómo ayudar. No hay que irse muy lejos ni se necesitan grandes cantidades de dinero sino que, a veces, con un simple gesto es suficiente. En esto hay mucha solidaridad”, confesó la atleta durante su intervención.

Elena Jacinto es, también, un ejemplo de superación y optimismo. La deportista sufrió una lesión medular en un accidente y, a raíz del mismo o “gracias a él”, como ella suele afirmar, se le detectó y pudo empezar a tratar una enfermedad mental que ahora está controlada. “El deporte es importante para cualquier discapacitado pero está demostrado científicamente que ayuda a estabilizar las enfermedades mentales”, opina Jacinto.

El acto ha finalizado con la presentación de “Oxfam Intermon Traiwalker, 100 Km, Una causa” por parte de Oscar Hernández, Responsable de Eventos deportivos y Captación de Fondos de Oxfam Intermón. Se trata del mayor reto deportivo y solidario por equipos que existe. Los participantes, divididos en equipos de 6 personas (4 miembros del equipo caminan y otros 2 forman el equipo de apoyo, que les ofrece el soporte necesario en algunos puntos del recorrido) se enfrentan durante 32 horas al desafío de recorrer en equipo 100 kilómetros, con el objetivo de luchar contra la pobreza y el derecho al agua. Previamente al reto, los participantes han conseguido 1.500 euros que destinarán a programas de Oxfam Intermón. Esta iniciativa busca además promover el trabajo en equipo, liderazgo, sentido de pertenencia, solidaridad, esfuerzo y compromiso.

Elena Jacinto ha participado en diversas ocasiones en esta prueba deportiva y solidaria que DKV lleva patrocinando desde su lanzamiento en España en 2011. “Es duro, pero en el momento final se te olvida todo. Hay mujeres que tienen que recorrer cada día 50 km para conseguir un vaso de agua y piensas: ¿no voy a poder hacerlo?”, comentó la deportista. “Gracias a esta iniciativa, Oxfam Intermón consigue suficientes donativos para impulsar más de 400 proyectos en 90 países. Hay mucha gente que necesita de nuestra ayuda, y nosotros sólo aportamos nuestro granito de arena”, añadió Jacinto.

DKV entiende que las empresas deben ir más allá de los beneficios económicos, asumiendo su responsabilidad ética, social y medioambiental con la sociedad, a través de acciones dirigidas a sus grupos de interés. Como compañía aseguradora, DKV se esfuerza en crear un mundo más saludable en los ámbitos de la salud y el medioambiente, la obesidad infantil, la inserción laboral de personas con discapacidad y el envejecimiento activo.