La Fundación DKV Integralia obtiene la clasificación de Centro Especial de Empleo en la Comunitat Valenciana

La Fundación gestiona el call center del Departamento de Salud de la Marina Alta y emplea a 18 personas, 13 de ellas con discapacidad.

La Fundación DKV Integralia ha obtenido la clasificación de Centro Especial de Empleo en la Comunitat Valenciana con carácter definitivo y de pleno derecho, lo que supone la eliminación de restricciones en cuanto al acceso a las subvenciones por el mantenimiento de puestos de trabajo.

Por su parte, la Fundación DKV Integralia se compromete a mantener un porcentaje superior al 20% de empleados con discapacidad severa -es decir personas con discapacidad psíquica igual o superior al 33%, discapacidad física o sensorial igual o superior al 65%- o para plantillas de trabajadores con discapacidades inferiores a 10 trabajadores, un mínimo de 1 trabajador con discapacidad severa.

Asimismo, la Fundación asume el compromiso de generar nuevos puestos de trabajo en la Comunitat Valenciana en los próximos años. El Centro Especial de Empleo está constituido actualmente por 18 trabajadores, de los que 13 son trabajadores con discapacidad, dos supervisores, un técnico informático, un gerente y personal de apoyo.

Se trata de un reconocimiento que concede el Servei Valencià d’Ocupació i Formació (SERVEF), organismo dependiente de la Conselleria d’Economia, Indústria, Turisme i Ocupació de la Generalitat Valenciana. La Fundación DKV Integralia nace en el año 2000, fruto del compromiso de DKV Seguros con la responsabilidad social empresarial y con el objetivo de facilitar la integración social y laboral de las personas con discapacidad.

El Prat de Llobregat (Barcelona) albergó el primer centro de trabajo especial de la Fundación, un contact center pionero en Europa por ser el primero en ser atendido exclusivamente por personas con discapacidad. Durante sus primeros diez años, DKV Integralia ha abierto centros en Madrid, Dénia (Alicante) y Bilbao, y ha creado un centro de formación ocupacional en Jerez de la Frontera (Cádiz).

En la actualidad, DKV Integralia cuenta con 256 empleados, afectados por discapacidades físicas graves (lesiones medulares, paraplejias y tetraplejias) o por enfermedades degenerativas, como la esclerosis múltiple o la diabetes crónica. Unos trabajadores que han demostrado que los fines sociales no están reñidos con mantener estándares de calidad elevados, ya que registran un nivel de efectividad del 90%. Además, durante estos diez años, DKV Integralia ha conseguido incorporar laboralmente medio centenar de personas con discapacidad en empresas ordinarias.