DKV Seguros y ECODES presentan el estudio "Hogares saludables, edificios sostenibles" ante los empresarios del sector de la edificación de Zaragoza

Se trata del Observatorio Salud y Medio ambiente 2015, que aglutina las mejores prácticas en la edificación y la construcción para que sea sostenible y saludable

DKV Seguros y ECODES han reunido hoy a los profesionales del sector de la edificación y la construcción para presentarles el estudio “Hogares saludables, edificios sostenibles”, un análisis firmado por Jesús de la Osa en el que se profundiza acerca de las características y las ventajas de la edificación sostenible, así como en las directrices útiles para fomentar la vida saludable desde el Hogar.

“Hogares saludables, edificios sostenibles”, aborda numerosas temáticas relacionadas no solamente con la edificación sostenible sino también con la gestión responsable de los recursos, la pobreza energética o el cuidado de la salud desde el hogar, pasando por la movilidad sostenible o el cuidado de la calidad del aire. Los participantes en la jornada han debatido acerca de los criterios y herramientas analizados en el estudio, y lo han hecho en un entorno clave: la Torre DKV, un ejemplo reciente de construcción sostenible.

La Torre DKV, que cumple ahora su primer aniversario, se ha convertido en un referente en eficiencia energética y sostenibilidad. Ideado ya bajo la premisa de que contribuyese a la salud de los empleados que en ella trabajan, y de que su impacto en el medioambiente fuera mínimo, el edificio cuenta con distintas innovaciones tecnológicas como un sistema de clima domotizado, iluminación LED con regulación automática en función del aporte de luz natural o filtros solares en los cristales de fachada, además de contar con una serie de equipamientos para el bienestar de sus empleados.

“Estamos en disposición de conseguir que la mayor parte de la energía que consumimos en el hogar proceda de energías renovables, de usar LEDS que reducen el gasto eléctrico, y de instalar detectores de presencia, crepusculares y programadores que permiten aprovechar mejor la luz natural y disminuir el consumo de luz artificial. Está en nuestras manos pasar de la disposición a la acción”, ha apuntado Javier de la Osa, autor del Observatorio.

La jornada se ha enfocado a concienciar e informar acerca de las herramientas a disposición de los profesionales para influir en el diseño de espacios colectivos, pero también hogares particulares para convertirlos en lugares más saludables y sostenibles. “Es difícil pensar en un edificio 100% sostenible a nivel particular, pero sí que podemos hacer pequeñas o grandes reformas siguiendo criterios de eficiencia, sostenibilidad y salud, teniendo en consideración las certificaciones energéticas, el uso de energías renovables o la climatización eficiente”, ha apuntado de Osa.