La pérdida de talento se multiplica por cuatro cuando las compañías no se preocupan por la salud de sus empleados

DKV Seguros presenta Salud & Company, un programa que ofrece a las empresas un autodiagnóstico del estado de salud de sus empleados y ayuda a identificar los riesgos y su impacto en los resultados de la organización a corto plazo, de cara a enfocar correctamente programas de promoción de la salud en el lugar de trabajo.

La promoción de la salud en el lugar del trabajo y la medida del retorno de la inversión realizada para
mejorarla, la disminución de la productividad y la rotación del personal son aspectos que preocupan cada vez más en el ámbito empresarial. Pero a pesar de que las empresas están cada vez más comprometidas con la salud de sus equipos y ponen más atención a que las condiciones de sus empleados sean las más adecuadas para que su bienestar no se vea afectado, las cifras nos advierten de los costes que soportan aquellas compañías que deciden “no hacer nada” por la salud de sus empleados: desde que hay 4 veces más riesgo de perder talento en los siguientes 12 meses, a que se pueden producir 9 días más de baja anuales, y hasta que por cada fumador se pierden 30 días al año en el tiempo que dedican en las salidas para fumar.

Por ello, DKV Seguros ha presentado DKV Salud & Company, un programa vinculado a sus coberturas de seguro de Salud Corporativo, que ofrece a las compañías un autodiagnóstico del estado de salud de los empleados y puede ayudar a identificar los principales riesgos de salud en las empresas, así como medir su impacto en los resultados de la organización a corto plazo, de cara a enfocar correctamente programas de promoción de la salud en el lugar de trabajo. DKV Salud & Company ayuda a implantar políticas de salud como estrategia empresarial, desde el liderazgo, el trabajo en equipo y el compromiso de la empresa y del empleado, y ofrece un amplio paquete de recursos (vídeos, boletines mensuales, foros, etc.), servicios gratuitos para los familiares de los trabajadores o apoyo para el cumplimiento de la LISMI (Ley de Integración Social del Minusválido).

Acompañados por los expertos en gestión del talento Jorge Salinas, presidente del Grupo ATESORA y socio fundador de Lider-haz-go!, Juan Carlos Cubeiro, Head of Talent en Manpower Group y Alejandra Vallejo-Nágera, psicóloga de la comunicación y referencia en gestión de estrés y mindfullness, se analizaron durante la jornada de presentación los riesgos que pueden encontrase las compañías que no mantienen entornos saludables, en un acto moderado por Javier Formariz, director de Canal Alianzas y Grandes Cuentas de DKV Seguros.

El coste de “no hacer nada”

El “coste de no hacer nada” se entiende como la estimación del impacto negativo que soportan las empresas que carecen de un plan de promoción de la salud en el lugar de trabajo. Si una organización decide no hacer nada en variables como el absentismo, la productividad, la retención y rotación del talento, el clima laboral o el trabajo en equipo, puede conllevar costes añadidos debido a la sustituciones, el déficit de motivación y las curvas de aprendizaje asociadas, repercutiendo gravemente en los resultados de la compañía. En este sentido, Javier Formariz afirmo durante la jornada que “está demostrado que un empleado sano es 3 veces más productivo”

El deterioro de la salud puede ocasionar un desequilibrio completo del organismo que termina afectando, por ejemplo, al aparato osteoarticular o a enfermedades mentales. Tan solo en Españaii, las enfermedades muscoesqueléticas generaron 908.781 procesos de Incapacidad Temporal (IT), un 18% del total de procesos, conllevando 39.342.857 días de baja (23% del total de días perdidos por IT), con un coste asociado de 1.702 millones de euros (23% del coste total). Y los procesos de IT de mayor duración fueron los asociados a enfermedades mentales, que llegaron a representar el 11% del coste total.

Con estas cifras, la psicóloga Alejandra Vallejo-Nágera ha querido alertar de que la salud psicosocial
influye en gran medida en la salud física, y que “no alcanzar los comportamientos indicados para lograr un ambiente o clima saludable, puede conllevar a grandes pérdidas en las compañías, derivadas de sustituciones y bajas laborales”, afirmó Vallejo-Nágera.

Ante este panorama, DKV Salud & Company, ofrece una solución integral a las empresas con el
fin de ayudar a implantar políticas de salud como estrategia empresarial. Se trata de una plataforma personalizada para la empresa, que desarrolla un diagnóstico de la salud de sus empleados, aportando informes individuales y generales, ayudando al diseño de una estrategia de Empresa Saludable con múltiples elementos de información y comunicación.

El autodiagnóstico y las soluciones que ofrece DKV Salud & Company, tienen como objetivo que las
corporaciones reduzcan sus costes y se conviertan en lugares de trabajo saludables, en los que los
empleados y directivos colaboren en un proceso de mejora continua para proteger y promover la salud, la seguridad y el bienestar de todos, así como la sostenibilidad del lugar de trabajo.

Durante la jornada, Juan Carlos Cubeiro apuntó que “algunas medidas en relación al equilibrio de la
vida personal y profesional son fundamentales para manterar el compromiso de los empleados puesto que el talento es capacidad (aptitud y actitud) y también energía física, mental, emocional y de valores Por su parte, Jorge Salinas, hizo especial hincapié en cómo ejercer el liderazgo saludable. “Cuando nuestros jefes nos ignoran por completo, un 40% de las personas se desentienden de su trabajo” afirmó el experto, y “valores como el reconocimiento, la escucha y favorecer la autonomía contribuyen a que el empleado trabaje mejor y con mayor seguridad en sí mismo”.

DKV Salud & Company está basado en el “Modelo de Empresa Saludable”iv, cuya certificación corresponde a la Asociación Española de Normalización y Certificación (AENOR).