Fundación Integralia DKV y Fundades presentan a Sus Majestades los Reyes el proyecto de inserción laboral de personas con discapacidad en Perú impulsado con el apoyo de AECID

La Fundación Integralia DKV – con su socio local Fundades imparte cursos para mejorar la empleabilidad de las personas con discapacidad a través de la formación en el sector de contact center.

Fundación Integralia DKV y FUNDADES han presentado hoy el proyecto PeruintegraII ante Sus Majestades los Reyes en la Oficina Técnica de Cooperación de la Embajada de España en Lima, Perú. En el acto, han estado presentes Pilar Moya, directora de Cooperación Internacional de Fundación Integralia DKV, Doña Lucía Claux, fundadora y presidenta de FUNDADES y SS.MM. los Reyes Don Felipe y Doña Letizia, en motivo del viaje de Estado que están llevando a cabo en la República del Perú, que sirve para reforzar las relaciones bilaterales entre ambos países.

PeruintegraII, proyecto impulsado en 2017 por Fundación Integralia DKV, junto con las Fundaciones Fundades, Emplea, y UNED nació con el objetivo de mejorar la empleabilidad de las personas con discapacidad a través de la formación en el sector del contact center. Gracias a esta iniciativa, en marcha desde 2017, 72 personas con discapacidad han conseguido un empleo estable. Desde el inicio del programa, también se han realizado siete ciclos formativos de los que se han beneficiado un total de 122 alumnos.

Una vez las personas con discapacidad terminan el programa formativo impartido por la Fundación Integralia DKV, las empresas cooperantes en el proyecto les ofrecen oportunidades laborales para que puedan entrar en el mercado profesional con éxito. Asimismo, se ha creado un contact center propio con capacidad para 20 teleoperadores para ofrecer un servicio de citas médicas.

Los ciclos formativos, cofinanciados por la Agencia Española de Cooperación al Desarrollo (AECID), se desarrollan mayoritariamente en la localidad de Comas, -al norte de Lima- con programas de 200 horas lectivas destinadas a formar a los alumnos en materia de atención telefónica y en la mejora de habilidades “blandas”, reforzando valores como la autoestima, la motivación, la empatía y la comunicación asertiva.

El proyecto también ofrece cursos a preparadores laborales con el objetivo de que estos adquieran las competencias necesarias para conocer más de cerca la realidad de las personas con discapacidad. De este

modo, obtienen herramientas que les ayudan a facilitar su inserción. El curso, de 200 horas, trata temas como los derechos de las personas con discapacidad, el contacto con el mercado en la búsqueda de empleo, la instrucción y el apoyo en el puesto de trabajo.