Es Baluard expondrá a partir del 11 de diciembre, Skyline, el proycto ganador de la "Beca a la producción de una obra audiovisual DKV-EsBaluard"

La obra Skyline, de Javier Artero, podrá verse en el Observatori del museo de Palma a partir del 11 de diciembre y hasta el 21 de febrero de 2016

Skyline, de Javier Artero, la obra ganadora de la “Beca a la producción de una obra audiovisual DKV-Es Baluard 2015”, podrá verse en el Observatori del museo Es Baluard (Palma de Mallorca) del 11 de diciembre al 21 de febrero de 2015.

Grabada en el Hospital Marina Salud de Denia, Skyline aúna a la perfección los criterios exigidos en la convocatoria, que proponía un proyecto cuyo objetivo fuera la combinación de la idea de paisaje y contemplación con la experiencia del espacio hospitalario. En este sentido, Skyline aborda el tema del paisaje vinculado al hospital como espacio de reflexión por parte de los pacientes, familiares y personal. Javier Artero propone, pues, una reflexión a través del tema de la percepción del tiempo y de horizonte como esperanza de futuro.


Javier Artero. Skyline

Una concatenación de diversos espacios interiores y exteriores grabados en vídeo nos trasladan a un tiempo y un lugar concretos. Javier Artero se apropia de un paisaje situándolo en primer plano de interés para producir, desde la polifonía de testimonios, un único relato donde la elipsis es la clave para entender su propósito. El género del paisaje fue adquiriendo tardíamente relevancia en la historia del arte, pasando de utilizarse como fondo de las pinturas a ser en sí mismo autónomo a partir de su extensión en la Holanda del siglo XVII.


Sin embargo, el paisaje como elemento de apreciación estética fue «inventado», por decirlo de alguna manera, gracias a Xie Lingyun (385-433), el primer poeta paisajista. Es muy significativo entender que en chino el término «paisaje» se escribe mediante dos caracteres ideográficos: shanshui, que corresponden a «montaña» (shan) y «agua» (shui), elementos substanciales del universo; la montaña como puente entre lo divino y lo terreno, cobijo de eremitas, y el agua fluyendo como la savia que alimenta el Tao, símbolo de la metamorfosis y lo mutable. Ambos sinogramas constituyen los elementos principales de la naturaleza en tanto que formas generatrices de la creación del mundo. Por ello no es de extrañar la capacidad mágica que se le atribuyó al paisaje en las primeras etapas de desarrollo del arte, por su conexión con estos ideogramas y con las ceremonias chamánicas que los utilizaban para consultar a las fuerzas sobrenaturales, en un ambiente teúrgico cuyo auge se produjo en China sobre todo en el siglo X.

La obra videográfica propuesta por Javier Artero en el Hospital Marina Salud de Denia se ejercita sobre la idea de horizontalidad aplicada a la visión del paisaje natural o artificial. Es el horizonte proyección del deseo y vía de conocimiento para un público que irá reconstruyendo las pistas de los diferentes testimonios para dar lugar al relato. Las grabaciones visuales y sonoras realizadas durante la residencia del creador en el Hospital permiten introducirnos en las incertidumbres del paciente, visitante o profesional vinculándolas a la línea del horizonte marcado por los espacios que rodean el recinto. Congojas y decepciones, certidumbres y esperanzas; nada puede salir mal si todavía tenemos un punto donde fijar la vista.

La experiencia colectiva anónima frente a la que nos sitúan las voces de quienes aceptaron participar en el proyecto nos permite relatar su experiencia hospitalaria en base a dos cuestiones propuestas por el autor: qué los ha llevado al hospital y qué supone su paso por dicha institución sanitaria en cuanto a su futuro.

Los lugares se impregnan de las energías y las memorias de quienes los transitan, no solo están afectados por el deterioro del paso del tiempo, el avance geomorfológico o los cambios estacionales por ellos. Los lugares son esa construcción subjetiva más allá de la captación de la visión de lo que acontece en su epidermis.

La contemplación del travelín sobre estos panoramas será así un ejercicio de percepción del tiempo consciente para cada uno de los protagonistas y para cada espectador que los visiona, como un ritual sobre el presente cuando es lo único tangible y real.

«Nada como acariciar una cuesta, una cuneta, una dificultad que no sea solo de carne, que no presienta la nube de metal, la que concentra la electricidad que nos falta», escribió el poeta Vicente Aleixandre en Pasión de la tierra, y nosotros frente a estos horizontes tan depuradamente perfectos, imaginamos y comprendemos.

La obra Skyline ha sido realizada en los espacios del Hospital Marina Salud de Denia, con la participación de pacientes en tratamiento de hemodiálisis, durante una estancia del artista en el mes de septiembre de 2015.

Javier Artero. (Melilla, 1989)

Ha sido ganador de la beca DKV-Es Baluard 2015. Licenciado en Bellas Artes por la Universidad de Málaga (2012), finaliza sus estudios con una beca en la Universität Passau (Alemania). Cuenta con el Máster en Producción e Investigación Artística por la Universidad de Barcelona (2014) y es doctorando en la UMA.

Entre sus proyectos se encuentra El periplo (2015), expuesto en ELBUTRÓN (Sevilla), en la Galería Isabel Hurley (Málaga), en Art@Tell Third Edition en la Universidad de St. Gallen (Suiza) y seleccionado en el I Premio de Arte Joven de Gijón. Así mismo, el proyecto La disección lúcida (2013), desarrollado en Alemania y expuesto en la sala de exposiciones de la Facultad de Bellas Artes de Málaga, ha sido seleccionado en el certamen de arte contemporáneo D ?MENCIA XV en Doña Mencía (Córdoba).

Ha expuesto también en Bizkaia Aretoa (Bilbao), en la Galería Trama y la Sala Parés (Barcelona), en el MAD Antequera, en el CAC Málaga, en el Festival de Cine de Málaga, en la sala de exposiciones El Palmeral de las Sorpresas (Málaga), en IKAS ART BILBAO y en el festival internacional de vídeoarte LOOP Barcelona.

Ha recibido la beca de producción ART

Su obra se encuentra en las colecciones de la Fundación Banco Sabadell, el Ayuntamiento de Doña Mencía, la Facultad de Bellas Artes UMA y la Facultad de Filosofía y Letras UMA.