10 consejos para una conducción segura

El Instituto DKV de la Vida Saludable recuerda seguir una serie de pautas para estas vacaciones si viajamos en coche

El próximo 1 de agosto millones de españoles comenzarán sus vacaciones y otros volverán después de haberlas disfrutado durante el mes de julio. Esta fecha puede ser el día del año que más coches se movilicen en España y, como consecuencia, cuando más accidentes de tráfico se producen. Por ello, seguir una serie de pautas cuando vamos en coche es fundamental para evitar incidentes en la carretera. En este sentido, el Instituto DKV de la Vida Saludable recomienda seguir estos 10 consejos que nos ayudarán a tener una conducción segura:

1. Conducir siempre con el cinturón de seguridad abrochado El cinturón es el único freno del cuerpo en caso de impacto, tanto para el conductor como para el resto de pasajeros. Es importante llevarlo siempre puesto y comprobar que funciona correctamente. En el caso de mujeres embarazadas y niños se deben tomar las siguientes precauciones:

- Embarazadas: pueden colocarse correctamente el cinturón ya existente en el vehículo o adquirir algún sistema especial que permita ajustarlo sin que oprima el abdomen. Es muy importante llevarlo entre los senos y lo más bajo posible sobre las caderas. No debe terminar colocándose en el vientre de la mujer porque podría dañar al bebé, y no recurrir a pinzas o rellenos para aliviar la incomodidad.

- Niños: los sistemas de seguridad existentes en cualquier vehículo no están equipados, pensados y diseñados para los más pequeños. Por eso, los niños deben llevar siempre un sistema de retención adecuado a su altura y peso para viajar seguros. Estos sistemas de seguridad deben colocarse en la parte trasera. Lo más acertado sería colocar la silla en sentido contrario a la marcha, preferiblemente en la plaza central para evitar los golpes laterales

2. Asegurarse de que el vehículo está en buenas condiciones Inspeccionar el vehículo al iniciar y al finalizar el viaje. Debemos comprobar los sistemas de seguridad de nuestro vehículo particular, como cinturones, sillas infantiles, incluso la presión de las ruedas, niveles de aceite, luces, frenos, llenar el depósito con gasoil o gasolina, etc. En caso de que vayamos a utilizar un coche de alquiler, antes de emprender el viaje debemos familiarizarnos con el vehículo, especialmente con sus funciones de seguridad, como conocer dónde se encuentran y cómo funcionan las luces de peligro, la marcha atrás, el limpia parabrisas, etc. Otra cosa importante que se tiene que probar antes de salir con el coche de alquiler es el estado de los frenos. Asegúrese de que funcionan correctamente y de familiarizarse con el tiempo de respuesta específico del vehículo, porque esto puede variar de uno a otro.

3. Posición ergonómica para conducir Para evitar la aparición de fatiga, debemos adoptar una postura de conducción correcta, disponer de buena ventilación, descansar periódicamente, realizar comidas ligeras, beber agua frecuentemente, etc. El asiento y el apoyacabezas deben ser regulables y provistos de los elementos de suspensión adecuados.

4. Respetar las normas de tráfico Respetar siempre los límites de velocidad establecidos, avisar con antelación suficiente antes de realizar una maniobra, mantener la distancia de seguridad con los vehículos que circulan por delante, conducir con prudencia (adaptar la conducción a las condiciones meteorológicas), adelantar con precaución, no hablar por el teléfono móvil (utilizar siempre el manos libres o parar para coger la llamada), utilizar un chaleco reflectante de alta visibilidad homologado al salir del vehículo y ocupar la calzada o el arcén de las vías interurbanas y disponer de dos triángulos de señalización de peligro.

5. Normas de tráfico de otros países Las normas de tráfico son diferentes en cada país. Antes de viajar fuera de España, infórmate de los límites de velocidad, normas y señales de tu lugar de destino.

6. Dormir lo suficiente La falta de sueño es una consecuencia normal de viajar. Planifica con antelación tus horas de sueño, contando con el jet-lag o largos periodos de tiempo sin dormir.

7. Comer lo suficiente No debemos romper la rutina diaria saltándonos las comidas mientras viajamos. Esto puede ocasionar somnolencia, bajos niveles de azúcar en la sangre y sensación de desorientación, que pueden contribuir a una conducción insegura. Una buena idea es realizar comidas ligeras, comer poca cantidad cada poco tiempo.

8. Descansar con frecuencia Descansar puede reducir la fatiga y mantenerte alerta, mejorando tu seguridad y la de los que te rodean al conducir. Los expertos recomiendan descansar cada dos horas. Si se va acompañado, se pueden realizar turnos para conducir. Así puedes tomar una siesta o por lo menos descansar frecuentemente durante tu viaje. Esto te permitirá estar más despierto y alerta cuando te toque conducir de nuevo.

9. No conducir si se han ingerido bebidas alcohólicas u otras sustancias Esto no debería hacer falta decirlo, pero siempre hay que evitar beber incluso una pequeña cantidad de alcohol o cualquier otra sustancia antes de conducir, debido a que pueden alterar la capacidad física o psíquica del conductor.

10. Actuación en caso de incendio Si se produce un incendio, cortar el encendido del motor y apartarse a un lado de la calzada, frenar el vehículo y hacer salir a todos los ocupantes. Sofocar las llamas con el extintor, una manta, ropa, tierra o arena, pero nunca con agua. Si el fuego se acerca al depósito de combustible, alejarse rápidamente para evitar los peligros de la explosión.