Edificio sostenible y abierto

La Torre DKV ha sido rehabilitada siguiendo rigurosos criterios de sostenibilidad

Las nuevas oficinas conjugan materiales actuales de primer nivel con las más altas exigencias medioambientales, consiguiendo un entorno de trabajo confortable, acogedor y con inmejorables prestaciones, siempre respetuosas con el medio ambiente y su entorno.

Miniatura

La reforma del edificio y el proyecto de implantación se ha desarrollado bajo parámetros de sostenibilidad y eficiencia energética y toda la madera utilizada, incluida en el mobiliario, está certificada con el sello FSC.

Agua

El consumo de agua está regulado mediante grifos por senso. Las cisternas tienen una capacidad de 4 litros en lugar de 8, urinarios sin agua, duchas con perlizadores y difusores, entre otros.

Consumo eléctrico

Se ha instalado un sistema de gestión del alumbrado que permite la autorregulación según la entrada natural de luz y detectores de presencia en los lugares de trabajo.

Calefacción

Las calderas de biomasa alimentadas mediante pellets de origen regional, permitirá una calefacción libre de emisiones de CO2, ya que las emisiones que producirán ya estarán compensadas en origen.

Se han instalado filtros solares en la fachada que mejorarán los consumos ya que este sistema reduce la temperatura interior unos 4ºC e incrementando el confort de las personas que trabajan cerca de la fachada.

Un sistema de gestión permitirá controlar la temperatura y caudales de cada uno de los diferentes espacios.

Calidad del aire

Los espacios buscan que la calidad del aire dentro de las oficinas se sitúe a los niveles máximos y se obtenga aire limpio. Para ello, se ha utilizado la polarización activa y se han instalado filtros de gases, que tratarán el aire del exterior hacia el interior, y fotocatálisis que eliminarán las impurezas.

De igual forma, los diferentes espacios están provistos de un control de niveles de CO2, que garantizará el máximo confort y eficiencia, y de un sistema de humectación mediante inyección directa a conductos, que mantendrán humedades relativas del 50% en el interior del edificio.

La vegetación del edificio consiste en 3 plantas que permiten "fabrica" aire puro dentro de la oficina (Dypsis lutescens: Areca; Sansevieria trifasciata: espada de San Jorge o lengua de suegra; Epipremnum aureum: potus). Centro de Procesamiento de Datos (CPD)

El nuevo CPD

está ubicado dentro de un bunker que puede resistir temperaturas de 1.600 ºC durante una hora. La alta eficiencia energética se consigue con nuevos servidores de bajo consumo y con un sistema de refrigeración innovador que utiliza la tecnología "free cooling", que utiliza el aire frío del exterior en invierno, y por el hecho de que no se refrigera toda la sala sino única y exclusivamente cada servidor individualmente y a demanda.

Otros aspectos

Además de utilizar materiales de origen sostenible tanto en la obra como en las instalaciones (mobiliario, mamparas,...), el edificio se ha diseñado siguiendo criterios de accesibilidad universal y de movilidad sostenible (gracias a iniciativas como el aparcamiento de bicis para empleados).

Asimismo, se ha tratado de una reforma ceroCO2, en la que la compañía ha compensado la emisión de gases de efecto invernadero generadas por las obras.

La movilidad La torre DKV contribuye a reducir la contaminación por el uso del vehículo privado fomentando el uso de medios de transporte menos contaminantes.

Aparcabicis en el parking y duchas en esta misma planta. Plazas de parking reservadas para usuarios que compartan el coche. Mensajes para incentivar el uso de la escalera.

Certificados

Las certificaciones que acreditan estos objetivos suponen un reto de por sí y permiten plasmar la forma de entender la sostenibilidad en DKV Seguros:

  • LEED Gold (Commercial Interior)
  • ISO 14001 (Gestión medioambiental)
  • EMAS (Gestión medioambiental) ISO 50001 (Eficiencia energética)
  • ISO 21542 (Accesibilidad universal)
  • Cero CO2 del proyecto de reforma
  • SGE21 (Gestión ética del proyecto)
  • Clasificación energética A