El proyecto “Seguros de salud para dummies”

Finalista en los IX Premios Corresponsables

Miniatura

Las instalaciones del IESE en Barcelona acogieron el evento de entrega de los IX Premios Corresponsables, organizados por la Fundación Corresponsables. Personalidades del mundo de la Responsabilidad Social, junto a los premiados y finalistas participaron en una gala en la que se rindió homenaje a todas aquellas organizaciones que luchan por construir un mundo mejor.

La Fundación Corresponsables falló ayer la novena edición de los Premios Corresponsables a las iniciativas más innovadoras y sostenibles en el ámbito de la RSE. En esta IX edición, los Premios han consolidado su marcado carácter internacional ampliando el alcance de las iniciativas a todos los países de Latinoamérica. Así, las candidaturas las más de 500 recibidas proceden de organizaciones de 16 países diferentes. 

DKV Seguros resultó finalista en la categoría de Gran Empresa. Silvia Agulló, directora de Negocio Responsable y Reputación, fue la encargada de recibir el reconocimiento. Agulló concluyó su intervención invitando a la audiencia a tomar cada vez más conciencia del poder de la comunicación y de la responsabilidad que conlleva.   

Un proyecto de innovación muy transversal

La elaboración del libro ‘Seguros de salud para dummies’, liderado por el Departamento de Negocio Responsable y Reputación, no hubiera sido posible sin la alta implicación y apoyo de muchas personas de distintas áreas de la compañía, en especial: Innovación, Comercial, Salud, Legal, Actuarial y Comunicación. 

El acto contó con la participación del presidente de Respon.cat, consejero delegado de DKV, Josep Santacreu, quien es una de las personas clave y más reconocidas en el ámbito de la responsabilidad empresarial. Santacreu tuvo unas palabras de recuerdo para el exsecretario general de la ONU e impulsor del Pacto Mundial, Kofi Annan, fallecido este verano. “Ninguna empresa puede triunfar en un país fracasado”, añadía.

Por otra parte, Santacreu, también indicó que “las empresas son responsables en contribuir a los problemas mundiales: hambre, cambio climático, desigualdad, inseguridad”.

En el encuentro intervino la nueva directora general de RSE del Gobierno, María Antonia Pérez, quien incidió en el cambio que el gobierno de Pedro Sánchez quiere dar en el país, “pretendiendo que la Responsabilidad Social, la economía social, las buenas prácticas en la gobernanza y la transparencia formen parte de forma voluntaria y transversal de la acción de todos los Ministerios”. Por parte del Gobierno central también participó la alta comisionada de la Agenda 2030, Cristina Gallach, quien señaló que el compromiso de cumplir la Agenda 2030 responde a una voluntad de transformación, ya que “no podemos seguir desarrollándonos como hasta ahora, tenemos que dotarnos de energía y seguir este plan diseñado por todos los países de Naciones Unidas y aplicarlo con determinación, porque nos va a llevar a donde queremos ir, donde nadie se quede atrás”.

La Generalitat de Cataluña estuvo representada con la secretaria de Medio Ambiente y Sostenibilidad, Marta Subirà, quien invitó a empresas, entidades y ciudadanos a contribuir activamente para conseguir un desarrollo sostenible. “Nuestro papel como administración es impulsar, ayudar y ofrecer incentivos y bonificaciones para ello y lo estamos haciendo a través de proyectos como la estrategia catalana de economía circular o la estrategia y los premios de ecodiseño”.

Más de 500 candidaturas

En esta novena edición se han recibido más de 500 iniciativas, de las que finalmente 293 han sido valoradas por el comité técnico de los premios por la calidad de la información reportada. 

La Fundación Corresponsables es una organización sin ánimo de lucro creada por la editorial MediaResponsable que tiene como principal objetivo extender la cultura de la Responsabilidad Social, tanto a todo tipo de organizaciones públicas y privadas, como al conjunto de la sociedad, haciendo especial hincapié en aquellos colectivos que están haciendo las cosas bien pero cuentan con pocos recursos económicos para comunicar sus actuaciones responsables.