Este bloque está roto o desaparecido. Puede estar perdiendo contenido o puede que tenga que activar el módulo original.

Tarjeta Sanitaria Europea (TSE): ¿qué es y cómo solicitarla?

Cuando planificas un viaje fuera de España, es importante poder tener acceso a la asistencia sanitaria con tu tarjeta sanitaria europea.

El problema es que no en todos los países la atención médica es igual y una simple torcedura de tobillo puede complicarte el viaje más de la cuenta. Para ello, es importante para los mutualistas tener cobertura médica con la Tarjeta Sanitaria Europea. A continuación, te informamos de todo lo que necesitas saber sobre ella:

¿Qué es la TSE o Tarjeta Sanitaria Europea?

La Tarjeta Sanitaria Europea (TSE) es el documento que acredita el derecho a recibir las prestaciones médicas necesarias en el territorio de otro Estado Miembro de la Unión Europea, así como Islandia, Liechtenstein, Noruega y Suiza.

Los estados miembros de la Unión Europea son 28: Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Chipre, Croacia, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Países Bajos, Polonia, Portugal, Reino Unido, República Checa, Rumanía, Suecia y España.

Esta tarjeta internacional sanitaria cubre estancias temporales por motivos laborales, estudios u ocio, pero no para recibir tratamiento médico.

Gracias a la TSE y su certificado provisional substitutorio (CPS), se puede acceder a la asistencia sanitaria pública en las mismas condiciones y extensión en la que los ciudadanos del país que estás visitando acceden.

La tarjeta es personal e intransferible, de modo que si se desplazan el titular y los beneficiarios, cada uno deberá llevar, por separado, su tarjeta correspondiente y su DNI o pasaporte.

¿Qué cubre la TSE?: ámbito de la asistencia recibida

Como cada país tiene su propio sistema de salud, la tarjeta sanitaria comunitaria puede no incluir todas las prestaciones que facilita el Sistema Nacional de Salud en España, e incluso algunas de estas prestaciones pueden tener un coste para el usuario que tendrá que abonar directamente. Hay dos sistemas:

  • Sistema de reembolso. El titular puede anticipar el importe de la asistencia
  • Sistema de copago. Se puede abonar parcialmente.

Por ello, es necesario que el titular se informe antes del viaje de las condiciones en las que se presta la asistencia sanitaria pública en el país de destino.

Después, el interesado puede solicitar que MUFACE le reintegre las cantidades satisfechas conforme a la normativa propia de la Mutualidad.

¿Cómo solicitar tarjeta sanitaria europea? Presencial o por internet

Para solicitar la tarjeta sanitaria europea, los mutualistas tienen las siguientes opciones:

  1. Acudir a los servicios provinciales u oficinas delegadas de MUFACE 
  2. Solicitar la tarjeta sanitaria europea por internet, utilizando la sede electrónica de Muface. En cuyo caso, tienes 2 medios:
    • A través de un certificado digital o DNI ELECTRÓNICO
    • Por medio de usuario y contraseña, lo que requiere un registro previo
    • Utilizar los medios indicados en el artículo 16.4 de la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas.
    • Por correo ordinario o fax dirigido al Servicio provincial u oficina delegada de Muface (sólo para la TSE)

El plazo para recibirla la TSE es de 10 días y el certificado provisional se recibirá en el mismo momento de la solicitud.

También el mutualista puede autorizar a alguno de sus beneficiarios mayores de edad o a un tercero que realice la solicitud en su nombre. En tal caso, MUFACE exigirá la presentación de la autorización escrita, que incluirá el nombre y número de afiliación del mutualista y el nombre y DNI de la persona autorizada.

Plazo de validez de la TSE y de su Certificado Provisional Supletorio

La tarjeta sanitaria europea tiene un plazo de dos años. Mientras que el CPS tiene un plazo de 30 días. La fecha de expiración consta en la propia tarjeta

El uso de la tarjeta sanitaria europea está condicionado a que su titular, mutualista o beneficiarios, siga siéndolo durante su vigencia. Su uso indebido supondrá que el titular tenga que hacerse cargo del coste de la asistencia y MUFACE podrá reclamarle las prestaciones indebidamente percibidas de acuerdo con lo previsto en la disposición adicional décima del Texto Refundido de la Ley sobre Seguridad Social de los Funcionarios Civiles del Estado, aprobado por Real Decreto Legislativo 4/2000, de 23 de junio.

Más información sobre la tarjeta de salud europea

Para ampliar información sobre la tarjeta sanitaria europea puedes consultar, además de en tu oficina más cercana, en la web ec.europa.eu o en www.muface.es

Ver fuente en muface.es


La tarjeta sanitaria europea es válida para la atención médica de los mutualistas en Europa, pero hay otros aspectos de su asistencia sanitaria que deben tener en cuenta:

Nuestras coberturas nos diferencian

Médico DKV las 24h

Asesoramiento médico a distancia.

Salud digital

App gratuita Quiero cuidarme.

Cita médica online

Desde tu móvil a través del área de cliente.

Digital Doctor

App de videoconsulta médica online.

Ofertas exclusivas

Para mutualistas y sus familiares.

DKV Club Salud y Bienestar

Descuentos en servicios sanitarios.

Ofertas exclusivas para mutualistas y familiares