Voluntarios del Grupo DKV donan cuatro contenedores de ropa a Cáritas

Desde Voluntariado Corporativo se ha colaborado con Cáritas con la donación de cuatro contenedores de ropa usada para apoyar su proyecto de constituir una empresa de inserción, formada con personas en riesgo de exclusión social. En total, 190 kilos de ropa.

Voluntarios de los Servicios Centrales de Zaragoza han estado durante dos semanas buscando en los armarios toda ropa que ya no usan con la idea de donarla a Cáritas. Para facilitar la labor de recogida de ropa, Cáritas instaló cuatro contenedores en la 9ª planta de la Torre DKV en los que depositar la ropa.

Los voluntarios han traído ropa de vestir, zapatos, ropa de cama, mantelerías, cortinas, etc. Gracias a esta campaña que Cáritas ha extendido al resto de la ciudad de Zaragoza, colocando contenedores en sus calles principales, se está dando trabajo a una decena de personas en situación de exclusión social y vulnerabilidad. De la ropa donada por los voluntarios de Zaragoza, más de 500 prendas, lo que equivale a 190 kilos, una parte se entregará a las personas más necesitadas y otra parte, la que se encuentre en mejor estado, se destinará a la venta social.

El proyecto también propone trabajar por el cuidado del medio ambiente, ya que la ropa de los contenedores que no se destine a la entrega social o a la venta será reciclada. Para hacer realidad este proyecto social, Cáritas ha constituido la empresa de inserción "A todo trapo", que pretende ser un puente para que las personas expuestas a situación de vulnerabilidad social puedan acceder a puestos de trabajo ordinario, y mejorar la empleabilidad de estas personas facilitando su acceso al mercado laboral.

El secretario General de Cáritas Aragón, Francisco Yagüe, nos ha transmitido su agradecimiento a todos aquellos voluntarios de DKV que han participado en esta recogida y al equipo de Voluntariado Corporativo, integrado en el Departamento de Recursos Humanos, por unirse a esta gran labor social.