DKV se alza con el Premio Responsabilidad Social Aragonesa Plus (RSA+) 2018

por sus buenas prácticas para frenar el cambio climático

Miniatura

Su director de Servicios Generales, Carlos Martínez, reconocía sentirse "orgulloso de estar entre las sesenta y tres organizaciones que reciben el sello RSA Plus”. "Involucramos también a nuestros trabajadores – remarcó-, apostando por el concepto de corresponsabilidad".

La consejera de Economía, Industria y Empleo del Gobierno de Aragón, Marta Gastón, hacía entrega de estos reconocimientos junto a los agentes sociales en la jornada anual de la Responsabilidad Social en Aragón (RSA) celebrada este martes en el Auditorio de Zaragoza, en la que 585 organizaciones han recibido el sello RSA 2018 y se ha entregado el nuevo sello RSA  a 63 empresas fundadoras.

El Premio RSA 2018 se otorga cada año en las categorías ‘Gran empresa’, ‘Pyme’, ‘Entidad sin ánimo de lucro’ y ‘Autónomo’. En este año, DKV, el Hotel Balneario de Ariño, la Fundación Rey Ardid y Cris B han sido las cuatro organizaciones galardonadas, respectivamente.

DKV, ganador del ‘Premio Gran Empresa’, presentó su proyecto basándose en un objetivo claro: el clima. De esta manera, a través de la implicación de la compañía por medir su huella de carbono, se ha conseguido reducir y actuar en el consumo de agua, papel, electricidad y residuos, consiguiendo implicar a todos sus grupos de interés (empleados, clientes, proveedores y sociedad en general).

Carlos Martínez, director de Servicios Generalesrecogía el galardón de manos de la consejera de Economía, Marta Gastón. “Estamos muy orgullosos de estar entre las sesenta y tres organizaciones que reciben el sello RSA ”, remarcó Carlos. "Involucramos también a nuestros trabajadores – explicó-, apostando por el concepto de corresponsabilidad".

En la gala también estuvieron presentes Mariluz Ruberte, responsable de la Unidad de Medioambiente, y Cristina Gonzalez-Aldeo, del Departamento de Servicios Generales. 

Premiados

En la categoría de pymes, el Hotel Balneario de Ariño, proyecto que nace en 2014 fruto de la cooperación público-privada, ha puesto en marcha un decálogo de valores y acciones para relacionarse con clientes internos y externos. Su director gerente, Pedro Villanueva, destacaba que "las empresas tenemos obligación de que todo esté estable". "No solamente nuestra cuenta de resultados, que también es muy importante, sino que tiene que haber armonía con trabajadores, productos, clientes y estrategias", afirmaba.

La Fundación Rey Ardid fue galardonada con el Premio RSA 2018 por su proyecto “Espacio Visiones”, un espacio expositivo de creación y expresión de diferentes disciplinas artísticas. Su responsable de Relaciones Institucionales, Francisco Galán, señalaba que "lo que intentamos es devolver a la sociedad lo que requiere", con objetivos como "una sociedad justa, que no se olvide de las personas diferentes, de aquellas personas que requieren un trato especial".

Por último, la emprendedora Cristina Bosque, de la empresa Cris B, recibía el premio en categoría de autónomos gracias a la implantación de procesos éticos y sostenibles en toda la cadena de producción y comercializando con criterios de consumo responsable. "Usamos tejidos ecológicos con la certificación más alta del mercado. Con ellos se garantiza una cadena de buenas prácticas. No se usan pesticidas y se protegen los cultivos y la salud de los trabajadores", indicaba.