Programa de prevención de cáncer colorrectal

En DKV apostamos por la promoción de la salud

prevención cáncer colorrectal
¿Qué es el cáncer colorrectal?
Es un tumor maligno, también llamado cáncer o neoplasia, procedente de las células de la mucosa del intestino grueso. Casi siempre, se desarrolla a partir de una lesión denominada pólipo.
Puede crecer localmente, invadiendo en profundidad las capas que forman la pared del tubo digestivo, y a partir de ahí, invadir cualquier órgano, bien abdominal o bien a distancia, mediante diseminación por los vasos linfáticos o por la sangre.

Incidencia
Es el tumor maligno de mayor incidencia en España, si se cuenta hombres y mujeres (segundo entre las mujeres, tras el de mama, y tercero entre los hombres, tras el de próstata y el pulmonar), con cifras en torno a 30.000 casos nuevos al año. La supervivencia a los 5 años en nuestro país es del 64% y la media en Europa es del 57%.
Es prácticamente inexistente antes de los 40-45 años, incrementándose sustancialmente su incidencia a partir de los 60 años. Afectará a 1 de cada 20 hombres y a 1 de cada 30 mujeres antes de cumplir los 74 años.

Detección
El cáncer de colon es uno de los pocos que se puede diagnosticar precozmente, es decir, antes de que se noten sus síntomas. La mayoría de las veces el cáncer de colon y recto se desarrolla a partir de pequeñas lesiones del interior del intestino grueso (pólipos) que pueden sangrar de modo intermitente sin producir ninguna molestia.
Por ello, la prueba para detectarlo es el test de sangre oculta en heces, que lo realiza la propia persona en su domicilio con un kit de manejo muy sencillo. La prueba no necesita ni estar en ayunas ni modificar su dieta.
Su análisis en un centro sanitario permite detectar la si las deposiciones contienen pequeñas cantidades de sangre que no se ven a simple vista.
Si la prueba no detecta sangre, es poco probable que tenga un cáncer colorrectal. En cinco de cada cien personas aparecen indicios de sangre, casi siempre a causa de una lesión benigna y en pocos casos como consecuencia de la existencia de un cáncer.
Para conocer el origen del sangrado se propone la realización de una colonoscopia, una exploración del interior del intestino que se realiza con sedación y con un bajo riesgo de complicaciones. La colonoscopia permite visualizar el origen del sangrado y, por tanto, tanto el diagnóstico precoz como la extracción de los pólipos que, aunque sean benignos, podrían convertirse en lesiones cancerosas.

Sintomatología
Dependiendo de la localización del tumor en el intestino grueso puede aparecer:
  • Sangre en las heces: puede ser roja, más frecuente en los tumores del final del colon y recto, o negra, que da lugar a deposiciones de color negro llamadas melenas, y que suele aparecer cuando el tumor está situado en la parte inicial del colon. La pérdida de sangre puede traducirse en anemia.
  • Dolor abdominal.
  • Cambios en el ritmo deposicional: diarrea, estreñimiento o ambos de forma intercalada.
  • Sensación de evacuación incompleta.
  • Heces más delgadas motivadas por el estrechamiento del intestino.
  • Otros síntomas generales del cáncer: cansancio, pérdida de peso sin causa aparente, etc.
Ante la aparición de cualquiera de estos síntomas, conviene acudir al médico para que valore su causa y, si procede, plantee el tratamiento oportuno.

Tratamiento
Si se confirma un diagnóstico de cáncer de colon, y tras conocer en qué fase está la enfermedad, el médico planteará el tratamiento más adecuado.
El tratamiento, como ocurre en la mayoría de los procesos oncológicos, es multidisciplinar: distintos especialistas, basándose en la experiencia científica, colaboran para ofrecer al paciente las mayores posibilidades de curación.
Los tratamientos más frecuentemente empleados son la cirugía y la quimioterapia.

Prevención
La prevención supone eliminar o disminuir aquellos factores de riesgo que incrementan la posibilidad de sufrir la enfermedad.
En el cáncer de colon y recto los factores que pueden incrementar el riesgo de padecerlo son: 
  • Una alimentación pobre en fibra y rica en grasas animales (carnes rojas).
  • La falta de actividad física.
  • El consumo de tabaco y alcohol.
  • La existencia de enfermedades inflamatorias intestinales (colitis ulcerosa y enfermedad de Crohn).
  • Antecedentes familiares. En un 5% de los cánceres de colon se han identificado genes cuya alteración da lugar a síndromes que predisponen a la aparición de cáncer colorrectal. Los dos más importantes son la poliposis crónica familiar y el cáncer colorrectal hereditario no polipósico.
  • Historia personal de pólipos adenomatosos.
Las personas con patología intestinal de alto riesgo o que presentan historial familiar como consecuencia de alteraciones genéticas deben de someterse a un seguimiento estrecho para facilitar un diagnóstico precoz.
Cualquier persona puede prevenir la aparición del cáncer colorrectal mejorando sus hábitos saludables: aumente el consumo de fruta y verdura, limite los alimentos con grasas de origen animal, evite la obesidad, modere el consumo de bebidas alcohólicas, no fume y realice ejercicio físico con regularidad.

El programa de detección precoz de cáncer colorrectal
El cribado de cáncer de colon tiene como destinataria la población de riesgo medio, es decir, hombres y mujeres entre 50 y 69 años en los que no existen antecedentes personales o familiares. De este modo, se excluyen las personas con un historial previo de cáncer de colon o con antecedentes familiares, que están sometidas a un seguimiento específico por considerarse población de riesgo alto.
Consiste en hacerse, cada dos años, un test de sangre oculta en heces. Si la prueba no detecta sangre, es poco probable que exista un cáncer colorrectal. Pasados dos años, volverá a ser invitado a participar en el programa.
DKV extenderá el programa progresivamente entre todos los beneficiarios de MUFACE. Tras una fase piloto -que se está desarrollando en Zaragoza- se  irá ofertando desde las diferentes sucursales de todo el país.

No obstante, si formas parte de la población diana (50 a 69 años y sin antecedentes personales o familiares) y quieres realizar la prueba, consulta con tu Espacio de Salud o tu médico general.

Más información
Asociación Española contra el Cáncer: el cáncer de colon
programa de prevención de cáncer colorrectal

Folleto informativo

Programa de prevención de cáncer colorrectal