DKV Seguros. Seguros de salud

Centro de atención telefónica
902 499 499 (cliente privado)
902 499 600 (mutualistas)

Temas de salud Varices en las piernas

Varices en las piernas

¿Qué son las varices?

Una variz es una vena dilatada permanentemente. Aunque pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, usualmente lo hacen en las extremidades inferiores. La pierna o el muslo presentan unos cordones venosos más o menos gruesos debajo de la piel, tensos y con recorrido serpenteante, con frecuencia comunicados entre sí. Son muy frecuentes, sobre todo en mujeres a partir de los 30 años. Aunque no suelen ser peligrosas, causan molestias en las piernas y problemas estéticos.

¿Cómo se desarrollan las varices?

La sangre de las piernas retorna hacia el corazón por venas profundas y superficiales. Estas venas tienen unas válvulas que impiden que la sangre retroceda hacia los pies, ayudando a que fluya en contra de la fuerza de la gravedad y en dirección al interior del abdomen. Cuando estas válvulas se deterioran por diversas causas, la sangre de las piernas no fluye adecuadamente hacia el abdomen y se estanca en las venas. Por el aumento de presión, las venas se dilatan y tensan, apareciendo las varices debajo de la piel de piernas y muslos.
Las válvulas de las venas de las extremidades inferiores se deterioran por:
  • El envejecimiento
  • La permanencia de pie durante mucho tiempo al día
  • Episodios de trombosis venosa profunda o tromboflebitis
  • La dificultad de retorno venoso hacia el corazón causada por el embarazo.
No sólo las mujeresLea este artículo en que se explica cómo las varices no afectan sólo a las mujeres.

¿Quién corre el riesgo de desarrollar varices?

  • Personas con antecedentes familiares de varices
  • Personas que trabajan de pie
  • Mujeres embarazadas
  • Pacientes que han tenido una trombosis venosa en los miembros inferiores.

¿Qué síntomas causan las varices?

  • Pesadez, calambres y cansancio en las piernas, especialmente de pie y al final de la jornada. Habitualmente estos síntomas empeoran en verano con el calor. También pueden empeorar por la noche en la cama, produciendo inquietud y desasosiego.
  • Aparición progresiva de cordones de venas dilatadas azuladas, tortuosas y tensas debajo de la piel.
  • Son más frecuentes en la cara interna de la pierna y el muslo.
  • Las piernas llegan a hincharse y la piel de los tobillos se vuelve muy fina y frágil y de color pardo (como acartonada).
  • Ocasionalmente una variz se puede romper en esas zonas de piel fina y causar un sangrado muy aparatoso.
  • También puede ulcerarse esa piel, generalmente en la parte interna de los tobillos. Son úlceras que cicatrizan con dificultad y requieren atención médica para evitar su infección y progresión.
  • Pueden aparecer trombos superficiales al coagularse la sangre dentro de la variz. La vena se endurece y la piel se enrojece y duele. Estas trombosis superficiales son mucho menos serias que las profundas y no suelen dar complicaciones graves aunque sí molestias durante 7-15 días.

¿Cómo se previene la aparición de varices?

Para prevenir el desarrollo de varices, o impedir que progresen, es recomendable:
  • Evitar estar mucho tiempo de pie y quieto.
  • Realizar ejercicios que activen la circulación de la pierna.
  • Llevar una media elástica compresiva, especialmente si se trabaja de pie o durante el embarazo.
  • Evitar la obesidad.

¿Cuándo se deben tratar las varices?

Las varices poco desarrolladas no requieren otro tratamiento que prevenir su progresión, mediante las medidas antes recomendadas. Requieren atención médica y tratamiento en las siguientes ocasiones:
  • Dolor intenso
  • Tromboflebitis de repetición
  • Ulceraciones
  • Ruptura de las varices y sangrado
  • Incomodidad estética

¿Cómo se tratan las varices?

Existe una variedad de medicación por vía oral con un efecto muy leve en el alivio de los síntomas (pesadez y cansancio en las piernas). No hacen desaparecer las varices.
Las varices muy pequeñas (arañas vasculares), pueden desaparecer mediante la inyección de sustancias esclerosantes en las mismas (esclerosis de las varices).
Si las varices son gruesas o existe alguna complicación como la ulceración o la trombosis repetida, la mejor solución es la intervención quirúrgica.

¿En qué consiste la intervención quirúrgica para las varices?

Es necesario extirpar las dilataciones varicosas y las venas superficiales enfermas de las extremidades inferiores. Generalmente se extirpa la vena safena interna (que va desde el tobillo hasta la ingle), y mediante pequeñas incisiones, las demás dilataciones venosas que puedan existir. La anestesia suele ser regional (epidural o raquídea). Puede realizarse en régimen de cirugía mayor ambulatoria o con hospitalización de corta estancia (24-48 horas).
La extremidad inferior debe permanecer con un vendaje elástico compresivo hasta que se retiren los puntos, a los 7-10 días. Durante este tiempo es posible caminar, aunque se debe evitar estar de pie de forma prolongada.

¿Cuál es el resultado de la operación?

Las dilataciones varicosas desaparecen y los síntomas suelen mejorar, aunque en ocasiones persiste cierto grado de pesadez y cansancio. La pierna muestra pequeñas cicatrices allí donde se extirpó una variz. Las complicaciones son excepcionales. Pueden desarrollarse hematomas en la ingle o en la pierna, que se resuelven espontáneamente. Raramente quedan regiones de piel con sensación de anestesia u hormigueo, sobre todo en el tobillo. Es necesario llevar una media elástica compresiva durante los dos meses después de la intervención, y es recomendable usarla de forma continuada.


Autores:


Dr. Per Grinsted médico general
Dr. John Pillinger médico general


Traductor:


Dr. José María Romeo Martínez especialista en Cirugía General y del Aparato Digestivo

Copyright:

NetDoctor.es posee los derechos de autor sobre los documentos y el material, que se presentan con fines informativos unicamente. Los documentos y el material no estan pensados en ningun caso como sustitutos de cuidados medicos profesionales ni de la atencion por un facultativo cualificado. Los documentos y el material sobre los que NetDoctor.es posee los derechos de autor no se pueden y no se deben usar como base para un diagnostico o para la eleccion de un tratamiento.
Haga clic aqui, Condiciones de uso , Informacion legal importante

The documents contained in this web site are presented for information purposes only. The material is in no way intended to replace professional medical care or attention by a qualified practitioner. The materials in this web site cannot and should not be used as a basis for diagnosis or choice of treatment.
Click here - Conditions for use - Important legal information.

Copyright 2000-2001 NetDoctor.es All rights reserved
NetDoctor.es is a trademark
logotipo VivelaSalud
logotipo Munich Health

Aviso legal  © DKV 2007

Gestionado conLogotipo AWA 3.1 © Spinmedia,2007