DKV Seguros. Seguros de salud

Centro de atención telefónica
902 499 499 (cliente privado)
902 499 600 (mutualistas)

Temas de salud Síndrome de Cushing

Síndrome de Cushing

¿A qué denominamos síndrome de Cushing?

Entendemos por síndrome de Cushing el conjunto de síntomas y signos que pueden presentarse en una persona que se ve sometida de forma continua y prolongada a una cantidad excesiva de hormonas llamadas glucocorticoides (también denominadas corticoides u hormonas corticosuprarrenales).
El exceso de glucocorticoides puede proceder de su administración en forma de medicamentos que el médico prescribe porque son necesarios para el alivio de alguna enfermedad, generalmente enfermedades inflamatorias crónicas, o bien porque el organismo produce un exceso de estas hormonas que se fabrican y liberan en las glándulas suprarrenales, los órganos endocrinos situados encima de los riñones.
El exceso de glucocorticoides puede surgir por la presencia de un tumor en las glándulas suprarrenales, o bien, más frecuentemente, por la excesiva producción de una hormona hipofisaria conocida como corticotropina o ACTH, que, a su vez, estimula el crecimiento de las suprarrenales y la síntesis excesiva de glucocorticoides, fundamentalmente cortisol.
De interésVisite nuestras secciones 'Los riñones' y 'Endocrinología y nutrición' para encontrar artículos relacionados

¿Cuáles son las causas de síndrome de Cushing?

El exceso de glucocorticoides puede producirse por la presencia de cantidades excesivas de ACTH que estimulan inadecuadamente las glándulas suprarrenales, o bien por un exceso de síntesis de cortisol de forma autónoma en las glándulas suprarrenales, sin que se acompañe de un exceso de ACTH.
Este concepto permite distinguir dos grandes grupos de síndrome de Cushing: el llamado síndrome de Cushing dependiente de ACTH y el síndrome de Cushing de origen suprarrenal o síndrome de Cushing no dependiente de ACTH. La causa más frecuente de síndrome de Cushing es, no obstante, la administración exógena de glucocorticoides para el tratamiento de algunas enfermedades crónicas. Este tipo de síndrome de Cushing se conoce con el nombre de exógeno o yatrógeno.
Las causas más importantes son, por lo tanto, las siguientes:
Síndrome de Cushing dependiente de ACTH
Adenoma hipofisario secretor de ACTH
La glándula hipofisaria presenta un pequeño tumor que produce cantidades excesivas de ACTH, la cual hace crecer las glándulas productoras de cortisol, que son las suprarrenales.
Tumor ectópico secretor de ACTH
La glándula hipofisaria es normal, pero existe un tumor en otro órgano (pulmones, intestino, páncreas, etc.) capaz de producir cantidades inadecuadas y anormalmente elevadas de ACTH, causando el efecto de aumento de la producción de las glándulas suprarrenales. En rarísimas ocasiones algunos tumores pueden segregar otra hormona llamada CRH (hormona estimulante de ACTH) que es la hormona que a su vez aumenta la liberación hipofisaria de ACTH.
Síndrome de Cushing independiente de ACTH
Adenoma suprarrenal
Tumor benigno de la glándula suprarrenal que, sin estar sujeto a ninguna regulación del organismo de su secreción por el organismo, produce exceso de cortisol.
Carcinoma suprarrenal
Se trata también de un tumor, pero en éste las células productoras del exceso de cortisol son células cancerosas.
Hiperplasia nodular suprarrenal
Lesión benigna y bilateral de las glándulas suprarrenales, con formaciones nodulares.
Síndrome de Cushing exógeno o yatrógeno (provocado por un tratamiento)
Administración de fármacos
Administración durante tiempo prolongado de fármacos que tienen en su composición sustancias del grupo del cortisol y con similares efectos. Estos fármacos son los glucocorticoides o corticoesteroides (cortisona, prednisona, prednisolona, dexametasona, etc.).
Los médicos generalmente administran glucocorticoides en dosis altas para el alivio de enfermedades inflamatorias crónicas graves, como las artritis o el asma. Son muy eficaces, pero cuando estos medicamentos se utilizan durante tiempo prolongado aparecen síntomas similares a los de los pacientes con exceso endógeno de producción de glucocorticoides, es decir, aparece el llamado "hábito cushingoide", que es la primera etapa de la enfermedad de Cushing por causa yatrogénica.
A medida que la enfermedad mejora, la dosis de medicamentos administrada se reduce o incluso se suspende, con lo que desaparecen los síntomas del síndrome de Cushing exógeno.
Administración de ACTH
Administración durante tiempo prolongado de ACTH. Existe la posibilidad de administrar farmacológicamente esta hormona.
Alcoholismo
Los pacientes con alcoholismo crónico pueden desarrollar algunas características clínicas que resultan muy parecidas a las que presentan los pacientes con síndrome de Cushing genuino, que incluso se acompañan de elevación de la concentración de cortisol en la sangre. Esta situación se conoce como pseudo-síndrome de Cushing.

¿Cuáles son los síntomas del síndrome de Cushing?

El exceso de glucocorticoides produce muchos síntomas. Los más característicos son los siguientes:
  • Cara pletórica y redonda, con aspecto de "luna llena"
  • Obesidad central, es decir, cúmulo de grasa en el tronco y en la parte dorsal del cuello (entre los hombros), junto con brazos y piernas delgados.
  • Estrías de color rojo vinoso, que aparecen principalmente en el abdomen y en las mamas.
  • Aumento de peso
  • Pérdida de masa y de fuerza en los músculos
  • Cefalea y dolor de espalda
  • Manchas en la cara, pecho y hombros, a veces acompañadas de infección
  • Cantidad aumentada de orina y sed excesiva (lo que puede ser indicativo de la presencia de exceso de glucosa en la sangre)
  • Impotencia
  • En las mujeres puede presentarse pérdida de ciclos menstruales
  • Osteoporosis, es decir, huesos frágiles por pérdida de masa ósea
  • Hipertensión arterial
  • En los niños, retraso del crecimiento
  • Piel fina y atrófica, a veces acompañada de exceso de vello
  • Facilidad para la aparición de hematomas
Además de estos síntomas, los pacientes con síndrome de Cushing también pueden presentar depresión, con bajo nivel de motivación que les haga encontrarse con poco ánimo para consultar con el médico.

¿Cómo puede evitarse el síndrome de Cushing?

El tratamiento con hormonas corticosuprarrenales debe ser prescrito siempre por el médico y lógicamente sólo cuando sea estrictamente necesario. La cortisona y sus derivados (prednisona, prednisolona, dexametasona, etc.) son medicamentos muy potentes que, cuando se emplean de forma adecuada, pueden salvar vidas y mejorar notablemente la calidad de vida de las personas. Sin embargo, si se hace un uso incorrecto de estas medicaciones, sus efectos colaterales pueden ser peligrosos.
Es muy importante, en consecuencia, no utilizar nunca por propia iniciativa aquellos comprimidos, cremas, aerosoles u otros preparados farmacéuticos que han sido prescritos para otras personas.

¿Cómo puede diagnosticarse el síndrome de Cushing?

Las exploraciones y pruebas iniciales pueden ser realizadas por el médico de cabecera. Sin embargo, cuando existe una fuerte sospecha clínica de síndrome de Cushing, el paciente debe ser remitido al servicio de endocrinología de un hospital. El diagnóstico se confirma mediante distintas pruebas funcionales que miden la concentración de cortisol (la principal hormona de las glándulas suprarrenales) tanto en la sangre como en la orina.
En los pacientes con síndrome de Cushing los elevados niveles de cortisol no se reducen tras la administración exógena de un glucocorticoide potente como la dexametasona, lo que constituye una de las claves del diagnóstico bioquímico de este trastorno hormonal. La dexametasona, en personas sanas, inhibe la producción de glucocorticoides y provoca así una disminución de la tasa de cortisol en sangre.
Una vez que diagnosticado el síndrome de Cushing, el especialista en endocrinología realizará una serie de pruebas encaminadas a determinar si se trata de un proceso dependiente o independiente de ACTH y, posteriormente, a localizar la lesión responsable de la hipersecreción hormonal, es decir, la causa de la enfermedad.

¿Cuáles son las complicaciones posibles?

Son varias las posibles complicaciones del exceso de corticoides. Las más importantes son las siguientes:
  • Diabetes
  • Hipertensión arterial
  • Tendencia a las infecciones
  • Fracturas provocadas por la osteoporosis y la obesidad
  • Los tumores hipofisarios pueden aumentar de tamaño y ocasionar síntomas por compresión de las estructuras vecinas del cerebro (dando lugar a dolores de cabeza y alteraciones en la visión).

¿Cuál es el pronóstico?

El síndrome de Cushing es un proceso que puede llegar a ser fatal si se deja sin tratamiento. El tratamiento quirúrgico de un tumor puede aliviar significativamente los síntomas, pero la enfermedad puede volver a presentarse. Si el síndrome de Cushing es causado por un tumor no endocrino, el pronóstico dependerá del tipo de tumor y de su agresividad.
El síndrome de Cushing provocado por la administración prolongada de corticoides desaparecerá cuando se interrumpa el tratamiento. Es de extrema importancia que la dosis de corticoides se reduzca de forma lenta y progresiva para ayudar al organismo a ajustar la producción de la cantidad necesaria de sus propias hormonas corticosuprarrenales.

¿Qué puedo hacer?

Si una persona sospecha que puede estar desarrollando un síndrome de Cushing es recomendable que consulte a su médico de forma inmediata.
Por todo lo mencionado anteriormente, resulta claro que nadie debe tomar hormonas de la corteza suprarrenal (corticoides) sin la prescripción de un médico.

¿Qué puede hacer mi médico?

El médico de familia puede remitir al paciente a un servicio de endocrinología de un centro especializado en donde los médicos realizarán las exploraciones oportunas para encontrar la causa del síndrome y ofrecerle el tratamiento más adecuado, ya sea éste una intervención quirúrgica o un tratamiento farmacológico.


Autores:


Dr. Flemming Andersen especialista en Dermatología
Dr. Paul Klenerman especialista en Enfermedades Infectocontagiosas


Traductor:


Dr. Juan José Díez especialista en Endocrinología

Copyright:

NetDoctor.es posee los derechos de autor sobre los documentos y el material, que se presentan con fines informativos unicamente. Los documentos y el material no estan pensados en ningun caso como sustitutos de cuidados medicos profesionales ni de la atencion por un facultativo cualificado. Los documentos y el material sobre los que NetDoctor.es posee los derechos de autor no se pueden y no se deben usar como base para un diagnostico o para la eleccion de un tratamiento.
Haga clic aqui, Condiciones de uso , Informacion legal importante

The documents contained in this web site are presented for information purposes only. The material is in no way intended to replace professional medical care or attention by a qualified practitioner. The materials in this web site cannot and should not be used as a basis for diagnosis or choice of treatment.
Click here - Conditions for use - Important legal information.

Copyright 2000-2001 NetDoctor.es All rights reserved
NetDoctor.es is a trademark
logotipo VivelaSalud
logotipo Munich Health

Aviso legal  © DKV 2007

Gestionado conLogotipo AWA 3.1 © Spinmedia,2007