DKV Seguros. Seguros de salud

Centro de atención telefónica
902 499 499 (cliente privado)
902 499 600 (mutualistas)

Temas de salud Esterilización masculina (vasectomía)

Esterilización masculina (vasectomía)

¿Qué es la vasectomía?

Es la técnica quirúrgica de intención definitiva más segura y simple para esterilizar al varón. La técnica se basa en la interrupción de la vía espermática por la sección a en el escroto de ambos conductos deferentes (los que transportan los espermatozoides hasta el área prostática). La técnica se realiza generalmente con anestesia local, en régimen ambulatorio, y las complicaciones son mínimas.
Actualmente es un método contraceptivo elegido por más del 5% de varones, y cada año aumenta su demanda.

¿Quiénes puede ser esterilizados?

Cualquier hombre puede ser esterilizado mediante una vasectomía. Sin embargo, los urólogos no suelen ser partidarios de realizar la operación a varones jóvenes, sobre todo si aún no tienen hijos. La vasectomía suele ser solicitada por parejas estables que no desean tener más hijos.
Los factores que desencadenan la decisión de solicitarla pueden ser el riesgo de transmisión de enfermedades a la descendencia, el riesgo de embarazo por problemas femeninos de intolerancia a métodos anticonceptivos, edad avanzada de la esposa, etc.
Es más sencilla que la operación de esterilización de la mujer (ligadura de trompas) y además, puede realizarse de forma ambulatoria. En España la vasectomía está cubierta por la Seguridad Social, aunque generalmente hay lista de espera.

¿A quién hay que acudir?

El especialista que realiza habitualmente esta operación es el urólogo, que es el médico que trata habitualmente los problemas asociados al aparato reproductor masculino.
El urólogo le informará sobre los detalles de la operación y los riesgos que conlleva. También preguntará por los métodos anticonceptivos que usa el paciente y se asegurará de que está claramente decidido a someterse a la vasectomía.

¿Cómo se lleva a cabo la operación?

La vasectomía se realiza en un quirófano, con las adecuadas medidas de asepsia y de reanimación cardiopulmonar por si ello fuera necesario (riesgo de desfallecimiento por tracción del cordón espermático). El paciente se coloca tumbado hacia arriba, y se rasura y desinfecta el área donde se hace la incisión. Se infiltra con anestesia local en un área encima de ambos testículos, alrededor del conducto deferente de cada lado.
La vasectomía puede realizarse a través de una incisión en la zona media o de dos incisiones laterales, siendo esto último lo más frecuente. Se llega hasta los conductos deferentes y se corta una porción de cada uno de ellos, para poder ligar los extremos. Opcionalmente, y para mayor seguridad, se puede interponer una lámina de tejido entre ambos cabos. En la piel se colocan unos puntos que se reabsorben en unos días, por lo que no hace falta que se retiren. Por lo general, el paciente puede regresar a su domicilio después de unas horas.

¿Pueden surgir problemas después de la operación?

A veces, tras la intervención pueden aparecer hemorragias (en los bordes de la herida, e incluso hematomas en el escroto y en el pene), inflamación o infección (del testículo, del epidídimo o del deferente). Si algo de eso ocurre, hay que consultar al urólogo. Más raramente, puede acumularse cierta cantidad de líquido entre las capas del testículo (hidrocele). Globalmente, estos problemas pueden aparecer en el 5% de los casos.
El escroto también puede resultar contusionado, inflamado o dolorido, y sentirse dolor en esa zona e incluso en el bajo vientre de forma transitoria. Estos síntomas pueden aliviarse llevando ropa interior ajustada que haga de soporte y tomando la medicación que le prescriba el cirujano. Se recomienda que tras la intervención se guarden al menos 24 horas de reposo relativo (se puede caminar, realizar un trabajo sedentario, etc.). Durante una semana hay que evitar ejercicios fuertes y levantar peso.
De forma más tardía, hay casos en los que persiste cierto dolor en la zona del testículo, que incluso en algunos casos puede mantenerse cierto tiempo, precisando tratamiento específico (síndrome tardío postvasectomía). No hay que olvidar que el conducto puede recanalizarse a pesar de todas las medidas que se han reseñado (0,6-1,4% de los casos, pero estas cifras varían según varios estudios), por lo que es obligatorio comprobar la ausencia de espermatozoides en tiempo posterior. La recanalización del conducto hace que pueda haber de nuevo espermatozoides en el semen.

¿Cuándo se puede volver a tener relaciones sexuales?

Las relaciones sexuales pueden tenerse cuando cesen las molestias en los genitales.

¿Son inmediatos los efectos de la esterilización?

Después de la operación, todavía queda esperma en la porción de los conductos deferentes cercana a la próstata. Así que es necesario emplear otro método anticonceptivo durante algún tiempo. Alrededor de tres meses después de la vasectomía es necesario realizar dos pruebas de semen (en un intervalo de dos o cuatro semanas) para comprobar si los espermatozoides han desaparecido. Una vez que las dos pruebas hayan sido negativas (sin rastro de espermatozoides al examinar la eyaculación al microscopio), el paciente puede confiar en la vasectomía sin necesidad de tener que recurrir a otro método anticonceptivo.
También ha de tenerse en cuenta que, aunque se produce en muy raras ocasiones, existe la posibilidad de una recanalización excepcionalmente tardía.
No hay que olvidar que la vasectomía no protege frente a las enfermedades venéreas. Por otro lado, tampoco afecta al nivel de deseo ni al orgasmo, y únicamente reduce el volumen del eyaculado en menos de un 10%.

¿Se arrepiente alguien de haberse esterilizado?

Es fundamental tener en cuenta que después de la vasectomía ya no se pueden tener hijos. Puede que el paciente esté decidido a someterse a una vasectomía, pero las circunstancias personales pueden cambiar (cambio de pareja, de circunstancias económicas, pérdida de hijos, etc.) y plantearse una reversión de la vasectomía. Aproximadamente se solicita esto en el 1-3% de los vasectomizados. Habitualmente, y sobre todo si se utiliza el microscopio para la sutura de los cabos del conducto deferente, se consiguen espermatozoides en el eyaculado en más del 90% de los casos. No obstante, sólo se produce embarazo espontáneo en alrededor de la mitad de los casos.
Algunas personas han oído decir que la vasectomía es un procedimiento reversible, pero eso es inexacto. no obstante, según el tipo de técnica que se emplee, la reversión puede facilitarse. Por ello, quien esté pensando en someterse a una vasectomía debería primero estar bien seguro de que después no se arrepentirá.

¿Existen alternativas a la vasectomía?

Algunos fármacos se han estudiado como alternativas, pero por el momento se han desestimado por los efectos secundarios que pueden producir.
También se han desarrollado otros métodos más sencillos para interrumpir el conducto deferente, con el fin de simplificar la técnica, reducir el número de complicaciones y facilitar la posible intervención para revertir el proceso. En general, el porcentaje de fallos es bastante mayor que la vasectomía tradicional y por ello, no se usan en la práctica diaria.


Autores:


Dr. Erik Fangel Poulsen especialista en Obstetricia y Ginecología
Christine Webber psicoterapeuta
David Delvin médico general


Traductor:


Dr. Luis Miguel Clemente Ramos especialista en Urología

Copyright:

NetDoctor.es posee los derechos de autor sobre los documentos y el material, que se presentan con fines informativos unicamente. Los documentos y el material no estan pensados en ningun caso como sustitutos de cuidados medicos profesionales ni de la atencion por un facultativo cualificado. Los documentos y el material sobre los que NetDoctor.es posee los derechos de autor no se pueden y no se deben usar como base para un diagnostico o para la eleccion de un tratamiento.
Haga clic aqui, Condiciones de uso , Informacion legal importante

The documents contained in this web site are presented for information purposes only. The material is in no way intended to replace professional medical care or attention by a qualified practitioner. The materials in this web site cannot and should not be used as a basis for diagnosis or choice of treatment.
Click here - Conditions for use - Important legal information.

Copyright 2000-2001 NetDoctor.es All rights reserved
NetDoctor.es is a trademark
logotipo VivelaSalud
logotipo Munich Health

Aviso legal  © DKV 2007

Gestionado conLogotipo AWA 3.1 © Spinmedia,2007