DKV Seguros. Seguros de salud

Centro de atención telefónica
902 499 499 (cliente privado)
902 499 600 (mutualistas)

Temas de salud Enciclopedia de salud Trastornos del sueño en el embarazo

Trastornos del sueño en el embarazo

¿Por qué se producen alteraciones en el ritmo del sueño en una embarazada?

Los trastornos del sueño son muy frecuentes durante el embarazo, presentándose sobre todo en la última fase de la gestación; estos problemas suelen manifestarse como:
  • Insomnio (incapacidad para conciliar el sueño o despertarse demasiado pronto)
  • Sueño no reparador (múltiples despertares nocturnos).
Además, una mujer que con anterioridad al embarazo no padecía ninguna alteración de este tipo, no se ve excluida de sufrir este problema, porque casi el 100% de las mujeres lo terminan presentando en mayor o menor medida.
Los siguientes estados físicos y mentales pueden ser causa de estas alteraciones:
  • Aumento progresivo del volumen abdominal que impide encontrar una postura cómoda y crea gran dificultad para moverse en la cama.
  • Los movimientos fetales excesivos, que son más detectados con la inactividad nocturna de la madre.
  • En el tercer trimestre la frecuencia con la que la mujer debe vaciar su vejiga es cada vez mayor, con lo cual debe levantarse por la noche para hacerlo.
  • Cuando la mujer está tranquila, tumbada en la cama, puede que sienta con gran intensidad su propio latido cardiaco y esto le impida conciliar el sueño. En numerosas ocasiones la mujer experimentará una sensación de mareo al colocarse boca arriba en la cama, lo que también le dificultará el descanso nocturno. Este fenómeno se produce porque el peso del útero y del feto, cuando la madre está acostada, cae sobre las grandes venas que llegan al corazón, lo que genera una falta transitoria de riego.
  • Los dolores de espalda son frecuentes en estos últimos meses, puesto que la porción terminal de la columna va adaptándose al aumento del útero, lo que provoca molestias en la región lumbar, que pueden ser más acusadas al finalizar el día.
  • También, como fruto de estos cambios en la región lumbar, pueden aparecer "calambres y hormigueos" en las piernas. Son debidos a compresiones parciales de nervios que llevan la sensibilidad de los miembros inferiores; afortunadamente estas molestias desaparecerán tras el parto.
  • Las pacientes refieren, con relativa frecuencia, que tienen durante el embarazo mayor número de ensoñaciones a lo largo de la noche. Sobre este tema se han hecho estudios de diferentes tipos, sin que ninguno pueda proporcionar ninguna razón concluyente al respecto, si bien es cierto que las embarazadas sufren más pesadillas o las recuerdan más fácilmente. Encontrarse en un estado fisiológico diferente, como es la gestación, crea abundante material nuevo para el subconsciente.
  • Por último, pero no por ello menos importante, está la preocupación de la madre por todo lo relacionado con el embarazo. Toda mujer gestante tiene el derecho a estar preocupada, está en una circunstancia que no es la habitual y conoce los riesgos, tanto para ella como para el bebé. Ese temor se agudiza aún más en las últimas etapas del embarazo, y más quizás, al llegar la noche, cuando encuentra el momento de pensar en todas aquellas cosas que le preocupan y le inquietan en relación a la gestación, el parto o simplemente a la tarea de organizarlo todo para la llegada del bebé. Esta es una vivencia que se observa igual en la madre "experta" o en la "primeriza", pues todas saben que ningún embarazo es igual a otro.

¿Qué puede hacer la mujer ante los trastornos del sueño en el embarazo?

Analizaremos punto por punto las posibles causas que hemos mencionado anteriormente.
Movilidad: la movilidad suele ser un problema que se incrementa a medida que se hace mayor el tamaño del bebé; hay mujeres que usan sábanas satinadas o de raso (por los dos lados) pues al parecer les ayuda a deslizarse mejor por la cama.
Polaquiuria: el aumento de la frecuencia de las ganas de orinar, lo que en términos médicos se denomina polaquiuria, es algo normal en el embarazo y de difícil solución, ya que se produce por la presión que ejercen el peso del útero y del feto sobre la vejiga, disminuyendo de esta forma la capacidad de la misma. La mujer embarazada tiene que evitar beber muy tarde por la noche o ingerir bebidas que contengan cafeína, como el té, el café o la mayoría de las bebidas con gas, ya que estimulan los riñones, incrementando la cantidad de orina y, además, se añade la acción excitante de esta sustancia.
Latido cardiaco: la mujer embarazada puede notar con mayor intensidad su propio latido cardiaco, sobre todo si se encuentra en una situación de anemia, ya que el corazón tiene que trabajar más para transportar suficiente oxígeno por todo su organismo. Este signo debe ser consultado con su tocólogo para que dictamine si es preciso añadir complejos vitamínicos o minerales.
Descanso: la mejor posición para descansar cuando se está embarazada es tumbarse de lado y con las rodillas flexionadas; de esta forma, las grandes venas son liberadas del peso excesivo del útero, evitando así la sensación de mareo ya mencionada.
Entre las medidas que pueden ayudar a aliviar el dolor de espalda, que suele ser mayor al finalizar el día y especialmente en la cama, se encuentran:
  • Utilización de zapatos cómodos con tacón medio.
  • Uso de sillas cómodas al sentarse, colocando cojines o almohadas en la porción lumbar de la columna.
  • Empleo de un colchón duro; para lograr una postura más cómoda puede tumbarse de lado con el vientre apoyado en una almohada y colocando otra más entre las piernas.
  • Procurar evitar elevar peso desde el suelo; hay que agacharse, flexionar las rodillas y las caderas, cogiendo el objeto y levantarse estirando las piernas, evitando así la flexión de la columna vertebral.
  • El calor local, mediante la aplicación de una ducha de agua caliente o de una almohadilla eléctrica puede aliviar las molestias; si se siente cómoda, puede usar una faja abdominal.
  • Es aconsejable realizar ejercicios para fortalecer los músculos del abdomen y de la espalda.
Calambres: si tiene calambres en las piernas, apretar con fuerza el pie contra la pared o levantarse sobre la pierna entumecida le ayudará a aliviar la incomodidad. En algunos casos estos calambres pueden relacionarse con déficit de calcio en la dieta, por lo que conviene añadir productos lácteos a la misma.
Sobre el aspecto psicológico de los problemas del sueño en el embarazo, es aconsejable que comente sus dudas con su tocólogo, pues esto reforzará su seguridad y su bienestar; el mismo fin tiene acudir a las clases de preparación al parto.

¿Debo tomar pastillas para dormir?

La embarazada no debe tomar ningún tipo de medicación para conciliar el sueño debido a que pueden producir efectos deletéreos sobre el feto. Piense que si solamente no puede dormir, no es peligroso siempre que usted no se agote.

Técnicas para conciliar el sueño

Entre las numerosas actividades que ayudan a conciliar el sueño se encuentran: leer un libro, escuchar música, coser, navegar por Internet, escribir cartas, ver la televisión, tomar un baño relajante... Después de hacer algo agradable es mucho más fácil dormirse. Es preferible levantarse de la cama y realizar alguna actividad relajante antes que esperar tumbada a dormirse, pues esta situación crea gran ansiedad.
Existen libros especializados en temas de relajación corporal que quizá puedan resultar de ayuda.
Por último, si se siente cansada durante el día, tras muchos días sin conciliar el sueño, no dude en dormir una siesta confortable.


Autores:


Dra. Vibeke Manniche especialista en Pediatría
Dr. Philip Owen especialista en Obstetricia y Ginecología


Traductor:


Dra. Berta María Martín Cabrejas especialista en Obstetricia y Ginecología

Copyright:

NetDoctor.es posee los derechos de autor sobre los documentos y el material, que se presentan con fines informativos unicamente. Los documentos y el material no estan pensados en ningun caso como sustitutos de cuidados medicos profesionales ni de la atencion por un facultativo cualificado. Los documentos y el material sobre los que NetDoctor.es posee los derechos de autor no se pueden y no se deben usar como base para un diagnostico o para la eleccion de un tratamiento.
Haga clic aqui, Condiciones de uso , Informacion legal importante

The documents contained in this web site are presented for information purposes only. The material is in no way intended to replace professional medical care or attention by a qualified practitioner. The materials in this web site cannot and should not be used as a basis for diagnosis or choice of treatment.
Click here - Conditions for use - Important legal information.

Copyright 2000-2001 NetDoctor.es All rights reserved
NetDoctor.es is a trademark
logotipo VivelaSalud
logotipo Munich Health

Aviso legal  © DKV 2007

Gestionado conLogotipo AWA 3.1 © Spinmedia,2007