DKV Seguros. Seguros de salud

Centro de atención telefónica
902 499 499 (cliente privado)
902 499 600 (mutualistas)

Tosferina

Tosferina

¿Qué es la tosferina?

Bebé en brazos bostezando
La tosferina (o tos ferina) es una enfermedad infecciosa, muy contagiosa, que suele afectar a los niños menores de 5 años. Cuando se produce en niños de menos de 1 año, suele ser especialmente grave y habitualmente requiere del ingreso en un hospital. Asimismo suele ser más grave en las niñas que en los niños.
Actualmente es una enfermedad rara, gracias a que se dispone de una vacuna muy eficaz. En España la vacuna se proporciona gratuitamente a todos los niños, ya que está incluida en el calendario de vacunaciones vigente.
Antes de introducirse la vacunación, la tosferina era una enfermedad propia de la infancia, pero recientemente se está observando en algunos países una mayor proporción de casos entre personas adultas.

¿Cuál es la causa de la tosferina?

La tosferina es causada por una bacteria llamada Bordetella pertussis. Existen otras bacterias similares (Bordetella parapertussis y Bordetella bronchiseptica), que pueden provocar enfermedades, a veces parecidas a la tosferina, aunque generalmente más leves que esta. El nombre hace referencia a uno de sus descubridores (Bordet) y a la tos violenta (pertussis) que es típica de la enfermedad.
La bordetella pertussis produce diferentes sustancias tóxicas biológicamente activas (toxinas), que desempeñan un importante papel en la producción de la enfermedad.
La tosferina es extraordinariamente contagiosa para las personas susceptibles de contraerla, y en algunos casos es una enfermedad grave.
Más informaciónen nuestra secciones 'Enfermedades infecciosas' y 'Salud infantil'

¿Cómo se contrae la tosferina?

La infección se transmite por el aire, en el que se pueden encontrar en suspensión pequeñas gotitas que contienen bacterias y que son emitidas por las personas infectadas. Estas personas tosen mucho y por eso pueden eliminar muchas bacterias.
  • Alguien que no esté vacunado o que no haya padecido anteriormente la enfermedad (lo cual suele suponer que esa persona queda inmunizada), es muy probable que se contagie simplemente pasando algún tiempo en la misma habitación que un enfermo.
  • Los animales no son fuente de contagio para las personas. Al menos no se conoce ningún animal que pueda padecer la enfermedad, o ser un reservorio de B. pertussis. Sin embargo, la B. bronchiseptica es sobre todo un patógeno para ciertos animales, y entre ellos los perros; pero puede afectar (raramente) a las personas, provocándoles infecciones en el aparato respiratorio o en otros lugares.
  • Una persona vacunada o que haya padecido previamente la enfermedad también puede contraer la tosferina. Pero estas personas suelen tener un cierto grado de inmunidad (protección) y habitualmente padecerán una forma leve de la misma. Se estima que 12 años después de la vacunación la protección es pequeña.
¿Cuánto sabe Vd......de salud infantil? Por ejemplo: "La leche desnatada tiene más calcio que la entera" ¿Verdadero o falso? Haga nuestro test y vea la respuesta

¿Cuáles son los síntomas de la tosferina?

En cada fase de la enfermedad, las manifestaciones que produce son diferentes. Estas fases o períodos suelen ser cuatro:
Período de Incubación
Se denomina período de incubación, al tiempo que transcurre desde que se contrae la infección, hasta la aparición de los primeros síntomas. Suele durar entre unos días y 3 semanas. Desde que aparecen las primeras manifestaciones de la enfermedad ésta ya es contagiosa, y así seguirá siendo durante todo su curso.
Fase catarral
Una segunda fase se llama fase catarral, y suele durar algunos días. En ella hay fiebre, malestar general, congestión nasal, irritación ocular y tos. Por tanto, en este período los síntomas son muy parecidos a los de otras enfermedades (un catarro, por ejemplo) y puede ser difícil diferenciarla.
Fase paroxística
A continuación comienza la fase paroxística, que puede durar unas 8 semanas y en la cual se producen unos ataques con varios golpes de tos seguidos (que se llaman "quintas") y a continuación una profunda y ruidosa inspiración de aire. De estos accesos de tos paroxística, se pueden contar hasta más de 30 al día, y son más frecuentes por la noche. Pueden desencadenarse por diversos estímulos, por ejemplo los cambios de temperatura, ruidos, tensión nerviosa, etc.
La tos paroxística no se produce en todos los casos, y es menos frecuente en recién nacidos y en adultos. Cuando las quintas son muy prolongadas el color de la piel puede hacerse azulado, debido a la falta temporal de aire. Este signo se denomina cianosis. En ocasiones después del paroxismo de tos se produce un vómito. A veces se producen algunas flemas, pero no suele haber fiebre, y entre las quintas el paciente está relativamente normal.
Convalecencia
Finalmente se llega al periodo de convalecencia en el cual van desapareciendo paulatinamente todos los síntomas.

¿Cómo se diagnostica la tosferina?

El diagnóstico suele hacerse por los síntomas de la enfermedad. En los casos en los que el paciente ha estado en contacto con un enfermo con tosferina, el conocer este hecho es de gran ayuda para el diagnóstico.
En caso de duda se harán estudios en el laboratorio de microbiología. Lo más usado es la toma de una muestra de la nasofaringe utilizando una torunda. Esta torunda se cultivará para tratar de aislar la bacteria que provoca la enfermedad. Este procedimiento tarda varios días en realizarse.
Existen otros métodos más rápidos para detectar la presencia de la bacteria directamente a partir de la muestra nasofaríngea.
Los procedimientos de laboratorio tienen limitaciones y no siempre se llega a hacer el diagnóstico.

Complicaciones

La tos paroxística es una manifestación muy molesta y puede provocar consecuencias físicas (golpes, heridas en el frenillo de la lengua, hemorragias nasales o en la conjuntiva del ojo, etc.).
Las complicaciones más importantes son las infecciones secundarias (añadidas), especialmente la bronquitis, la neumonía y la infecciones en el oído. En todas ellas se suele producir un empeoramiento del estado general y fiebre. La neumonía es la causa de muerte más importante en pacientes con tosferina.
Otras complicaciones son la deshidratación (sobre todo en niños muy pequeños) y la afectación del sistema nervioso central.

¿Cuál es el tratamiento de la tosferina?

  • Muchos casos de tosferina no requieren un tratamiento específico. Los niños muy pequeños o aquellos que padezcan otras enfermedades, por ejemplo asma, requieren una más estrecha vigilancia y ciertos cuidados que se proporcionan mejor en un hospital.
  • Como tratamiento específico suelen utilizarse antibióticos, principalmente la eritromicina durante 2 semanas.
  • Si, como complicación, se presentan infecciones secundarias, éstas se tratan con antibióticos.

¿Cómo se previene la tosferina?

  • La vacunación es probablemente la más importante medida de prevención, y ha contribuido decisivamente a la gran disminución del número de casos de tosferina que se ha producido en las últimas décadas. En España forma parte del calendario de vacunación y se administra, generalmente junto a las vacunas de la difteria y del tétanos (vacuna DTP), a los 2, 4, 6 y 18 meses, y es muy eficaz.
  • El aislamiento de las personas infectadas es otra forma de prevención, pero se ve limitada esta medida porque la enfermedad es ya contagiosa en la fase catarral, cuando frecuentemente aún no se sabe que se trata de tosferina.
  • Especialmente los niños menores de 1 año (en los cuales la enfermedad puede ser más grave) deben evitar el contacto con otros niños infectados. Si hay casos en la guardería, los menores de 1 año no deberían acudir a ella. En caso de niños mayores de 1 año, se debe informar a sus padres del riesgo de infección que para ellos existe.
  • En los casos que se presentan en el hogar no son necesarias medidas especiales, pero en general se ha de evitar el contacto de los enfermos con las personas susceptibles de padecer la enfermedad.
  • En España, todos los médicos que sepan de un caso de tosferina deben comunicarlo a las autoridades sanitarias.

¿Qué medicamentos se pueden utilizar?

El período infeccioso se puede acortar si se administran antibióticos, como la eritromicina. Esto colabora en la prevención de la enfermedad.

¿Quién debe vacunarse?

Todos los niños deben vacunarse, para de este modo prevenir una enfermedad que puede tener serias consecuencias. La vacunación comienza muy pronto (a los 2 meses) para proteger a los niños más pequeños, que son aquellos para los que la tosferina es más grave.


Autores:


Dra. Hanne Korsholm médico general
Dr. John Pillinger médico general


Traductor:


Dr. Juan Álvarez Orejón médico especialista en Microbiología y Parasitología y en Bioquímica Clínica

Copyright:

NetDoctor.es posee los derechos de autor sobre los documentos y el material, que se presentan con fines informativos unicamente. Los documentos y el material no estan pensados en ningun caso como sustitutos de cuidados medicos profesionales ni de la atencion por un facultativo cualificado. Los documentos y el material sobre los que NetDoctor.es posee los derechos de autor no se pueden y no se deben usar como base para un diagnostico o para la eleccion de un tratamiento.
Haga clic aqui, Condiciones de uso , Informacion legal importante

The documents contained in this web site are presented for information purposes only. The material is in no way intended to replace professional medical care or attention by a qualified practitioner. The materials in this web site cannot and should not be used as a basis for diagnosis or choice of treatment.
Click here - Conditions for use - Important legal information.

Copyright 2000-2001 NetDoctor.es All rights reserved
NetDoctor.es is a trademark
logotipo VivelaSalud
logotipo Munich Health

Aviso legal  © DKV 2007

Gestionado conLogotipo AWA 3.1 © Spinmedia,2007